El Valle de Arán


El Valle de Arán es uno de nuestros destinos preferidos en el Pirineo Catalán. Un valle rodeado de montañas que superan los 2.000 m. La mezcla perfecta de paisajes naturales, pueblos con encanto y buena gastronomía. Hemos estado dos veces y en cada escapada descubrimos algún lugar nuevo, que nos deja con ganas de volver.


Se puede disfrutar en cualquier época del año. Aunque es especialmente famoso por sus pistas de esquí y los deportes de invierno, el resto del año podréis realizar actividades para todos los gustos. Eso sí, para disfrutar de trekkings de alta montaña tendréis que ir en pleno verano. Nosotros esta vez lo hemos disfrutado en primavera. En esta época el verde empieza a ganar intensidad y la nieve la veréis a lo lejos en los picos que rodean el valle.


En este post os vamos a hablar de las mejores excursiones para disfrutar del Valle, los pueblos más bonitos y de tres lugares que conocemos donde se come mejor que bien. Hemos reunido los imprescindibles del Valle de Arán para que cuando os escapéis a conocer este rinconcito de Cataluña disfrutéis al máximo de esta zona y de todo lo que ofrece.

EXCURSIONES IMPRESCINDIBLES EN EL VALLE DE ARÁN


En el Valle de Arán existen un sinfín de rutas de senderismo, pero hoy os vamos a hablar de 4 excursiones imprescindibles que estamos seguros de que harán que os enamoréis de este pedacito de los Pirineos catalanes y que sí o sí tenéis que hacer.

+ Era Artiga de Lin + Cascada Uelhs deth Joeu

Si solo pudiera visitar un lugar en el Valle de Arán, sin duda sería este. Uno de los paisajes más bonitos que podéis encontrar en los Pirineos. Un profundo valle enmarcado por altas montañas y atravesado por un río, donde además justo antes de llegar podréis ver la cascada de Uelhs deth Joeu.



Se trata de una ruta circular y apta para todas las edades de unos 3 km, que además se puede disfrutar en cualquier época del año.


Tendréis que poner en el GPS Ermita de la Mair de Diu dera Artiga, allí encontraréis el primer parking, aunque hay varios parkings hasta el refugio dera Artiga de Lin. Cuanto más abajo dejes el coche más tendréis que caminar, pero más variedad de paisajes descubriréis.

Nosotros dejamos el coche en el parking junto a la ermita y nos adentramos por el bosque que queda a la izquierda de la carretera, veréis que sale un sendero paralelo al río. Después de ver un pequeño salto de agua seguiremos avanzando dirección a la cascada els Uelhs deth Joeu, el primer plato fuerte de la ruta.


Els Uelhs deth Jueus es una cascada donde el agua baja con fuerza desde el glaciar del Aneto. Es un placer contemplar la energía de la naturaleza en este punto. Para continuar cruzaremos el puente metálico que encontraremos a la izquierda de la cascada y continuaremos por el camino de la derecha, que empieza con un tramo de escaleras de madera hasta nuestra siguiente parada: Era Artiga de Lin.

Sabréis que habréis llegado, porque no conozco a nadie al que no le haya sorprendido este valle con su famosa puerta de entrada de piedra. Es un paisaje de los que se quedan en la retina

Desde allí podréis caminar hasta el refugio dera Artiga de Lin, y empezar el descenso hacia el parking.

+ Saut deth Pish

Saut deth Pish es sin lugar a duda la cascada más espectacular del Valle de Arán, no solo por los dos saltos de agua de 5 y 20 metros, sino por el paisaje que la rodea.

Para llegar tendréis que conducir a lo largo de 10 km por una carretera panorámica, de esas estrechitas y con curvas, pero vale la pena por la recompensa final.

Desde el parking de Eres des Artiguetes hasta la cascada hay una corta y sencilla caminata, ida y vuelta si solo se visita la cascada son unos 30 minutos. Aunque merece la pena caminar por los alrededores, veréis que se encuentra en un valle precioso y merece la pena seguir el sendero y caminar por el bosque de Siesso y el lago de Varradòs.

Es una ruta apta para todas las edades y sin ninguna dificultad.

+ Bosc de Carlac en Bausen

El Bosc de Carlac y el pueblo de Bausen fueron dos de las sorpresas de esta última escapada y nos han enamorado por completo. Dicen que es una de las rutas más bonitas del Valle de Arán y pensábamos que exageraban, pero ahora ya podemos decir que estamos muy de acuerdo.

Bausen es un pueblo de cuento, del que os hablaremos más abajo y el Hayedo de Carlac, es un lugar que os tenemos que recomendar sí o sí, ya que desprende magia. Esta ruta es circular de unos 7 km. Es fácil, pero tiene cierto desnivel. Empieza y acaba en el mismo pueblo y regala vistazas. ¡A nosotros nos encantó!

Aunque cuando investigamos la ruta todo el mundo empezaba en el Hayedo, nosotros la hicimos al revés. Veréis que independientemente del lado que escojáis para empezar está muy bien señalizado, ya que es una ruta muy conocida.

Nosotros cogimos el camino de la izquierda dirección al Coret de Pan. Iréis subiendo y cogiendo altura. Una vez arriba es ideal hacer una parada y contemplar las vistazas que tendréis. Desde allí se inicia una leve bajada hasta el hayedo. El hayedo es mágico, los árboles son enormes y tienen formas que te hacen sentir como si estuvieras en un cuento. Cuando iniciéis la bajada hasta el pueblo de Bausen, veréis que las vistas vuelven a ser un espectáculo.

Justo antes de llegar al pueblo veréis la ermita de Sant Roc y junto a ella un enorme árbol con un columpio, la estampa es de lo más idílica, pero aquí no acaba la magia de esta ruta. A pocos pasos del columpio, si seguimos por el camino de la izquierda llegaremos al cementerio más pequeño del mundo: El cementerio de Teresa.

Cuentan que una pareja de enamorados que tenía un vínculo familiar, pidió permiso al párroco del pueblo para casarse. Pero esta unión no estaba permitida sin una carta papal que evidentemente tenía un coste muy alto. Así que la pareja decidió vivir en pecado y formar una familia. Cuando Teresa tenía 33 años enfermó y murió. Su marido de nuevo pidió permiso a la iglesia del pueblo para enterrarla, pero no se lo concedieron, ya que habían vivido al margen de las leyes eclesiásticas. Con la ayuda de los vecinos levantaron este cementerio civil donde solo está enterrada Teresa. La historia se conoce como la de los Amantes de Bausen, y la verdad es que hay una magia especial en este pedacito del pueblo.

+ Santuari de Montgarri


El Santuari de Montgarri es una excursión que se puede hacer en cualquier época del año, aunque en invierno se tiene que hacer con raquetas de nieve.


La ruta empieza en el Parking del Pla de Beret, junto a la estación de ski de Baqueira-Beret y se trata de una ruta circular de unos 12 km, que va siguiendo el transcurso del río Noguera Pallaresa hasta llegar al Santuari. Si iniciáis la ruta por la zona de solana, caminaréis por una pista de tierra amplia y con poco desnivel. La vuelta la podéis hacer por el mismo camino o bien por la zona sombría, por la que atravesareis un bosque subalpino, que os ofrecerá otra perspectiva de la ruta.

Es una ruta sencilla y con poco desnivel apta para todas las edades. Transcurre por prados de alta montaña, bosques de pino negro y en ella se pueden ver un par de saltos de agua.

Las vistas son muy bonitas, porque en todo momento estás rodeado de montañas y llega un punto en el que al fondo del valle divisas el Santuario a orillas del río, la imagen es de lo más bucólica. Justo al llegar al Santuari es un buen momento para hacer un descanso con el sonido del río de fondo.

El Santuari de Montgarri data del siglo XII y su entorno es precioso. Se puede visitar el interior y allí mismo encontraréis un restaurante. Si seguís el camino llegaréis hasta el restaurante Casa Vall de Montgarri. Una antigua casa de piedra con chimenea. Si repetimos la ruta algún día no nos importaría comer en este lugar tan cuqui.

NOTA IMPORTANTE: Según la época del año en la que visitéis el Valle de Arán tendréis que tener en cuenta que la nieve y el hielo pueden estar presentes. Nuestra recomendación es que antes de aventuraros a entrar en la montaña consultéis la previsión metereológica y os paséis por la oficina de turismo, situada junto a la iglesia de Vielha, donde os darán información sobre el estado de cada excursión en la época que vayáis.

PUEBLOS QUE NO TE PUEDES PERDER EN EL VALLE DE ARÁN


El Valle de Arán ha conseguido mantener su carácter a pesar del paso de los años, sus pueblos parecen estar anclados en el tiempo, y las casas de piedra con tejados de pizarra son un sello de identidad de la zona. A esto hay que sumarle el encanto que le da el entorno: grandes montañas, prados, ríos que cruzan valles, iglesias con historia… La mayoría de ellos son pequeños, así que se pueden recorrer a pie y sin prisas. Lo bueno del Valle de Arán es que no hay grandes distancias entre pueblos, así que si tienes unos días podrás conocer unos cuantos.

+ Bagergue

Está en la lista de los pueblos más bonitos de España y la verdad es que no me extraña. Es uno de los pueblos típicos del Valle de Arán, de casas y calles de piedra con tejados de pizarra, pero su situación rodeado de montañas y las flores que decoran sus casas le dan un encanto especial.

No os perdáis entrar en su iglesia románica. Ni la quesería Hormatges Tarrau, un negocio familiar y artesano que merece la pena conocer, si sois amantes del queso disfrutaréis un montón.

+ Bausen

La ruta del Bosque mágico de Carlac empieza y acaba en este pueblo de cuento, colindante con la frontera francesa. El pueblo se encuentra en una colina y ofrece una panorámica espectacular del Valle del Garona y las montañas. Es muy pequeño, pero le sobra encanto. Cuenta con el cementerio civil más pequeño del mundo y pequeñas muestras de artesanía.

+ Arties

Otro pueblo que no te puedes perder en el Valle de Aran es Artíes, un poco más grande que los anteriores, pero sigue brillando la tranquilidad. Es el típico pueblo de estética aranesa rodeado de naturaleza y donde el río le da un toque encantador. Además posee un pequeño patrimonio histórico y artístico, entre el que cabe destacar la Iglesia de Nuestra Señora de Arties en la parte más alta del pueblo y la iglesia de Sant Joan, de estilo románico. Arties está muy cerca de Salardú y Baqueira, otros pueblos que también merecen una visita.

+ Vielha Vielha es la capital del Valle de Arán, aunque no es la más cuqui del valle, es la mejor preparada para acoger a los viajeros. Ofrece muchos alojamientos, tiendas, restaurantes, supermercados… Y su casco antiguo tiene también mucho encanto. Pasear junto al río y degustar la gastronomía del valle pueden ser un planazo si pasas por allí.


DÓNDE COMER


Como ya sabréis una de las cosas que más nos gustan después de viajar es comer, y el Valle de Arán disfrutaréis mucho, porque su gastronomía se basa en productos de temporada y productos km 0.

+ Era Coquela (Vielha)

Es nuestro restaurante favorito del Vallé de Arán. Las dos veces que hemos estado hemos reservado para comer, porque lo tiene todo: comida buenísima, calidad, restaurante bonito y buen precio. Tiene dos menús muy variados y donde nos sabréis que escoger: uno por 20 € y otro por 28 €, y los dos merecen muchísimo la pena. Si vais no os arrepentiréis. Recomendable reservar.

+ Les Boixetes de Cal Manel (Arròs)

Este es otro de los imprescindibles del Valle de Arán. Hemos comido dos veces y las dos nos ha encantado. Tienen un menú por 17 € de mucha calidad y bien elaborado. Tiene terraza exterior y un comedor muy acogedor. Además para los más peques hay un parque y espacio para que jueguen. Os recomendamos reservar.

+ Casa Rosa (Bagergue)

Fuimos por una recomendación y nos encantó. Cocina típica de la zona de mucha calidad. Platos elaborados y un trato familiar que te hace sentir como en casa. ¡La olla aranesa y las albóndigas de ciervo son brutales! El restaurante está situado en una antigua casa de Bagergue y es muy acogedor. También tienen terraza. No os vayáis sin pasar por la quesería de la familia: Hormatges Tarrau. Todos los platos con queso del restaurante y postres están elaborados con sus propios quesos. Recomendable reservar.




DÓNDE DORMIR


Esta vez nos hemos alojado en el Hotel Viella, en un hotel sencillo pero muy confortable a pocos pasos del centro y con muchos servicios alrededor. No tiene grandes lujos, pero está muy bien de precio y se puede aparcar gratis en los alrededores.


Además muchas de las habitaciones tienen vista de Vielha y de las montañas que la rodean. Las zonas comunes son bonitas y acogedoras. Y el personal es muy cercano.

Puedes ver más fotos y hacer tu reserva aquí


Esperamos que esta guía del Valle de Arán os sea muy útil y os ayude a conocer los tesoros que esconde este pedacito de Cataluña. Sin duda es una de nuestras zonas favoritas del Pirineo y estamos seguros de que si os acercáis a conocerla a vosotros también os dejará enamorados.


Si os quedan más ganas de montaña, cerca del Valle de Arán se encuentra La Vall de Boí, otra zona llena de paisajes increíbles y donde podréis disfrutar de sus montañas y su ruta románica llena de historia.


Si necesitas alguna recomendación más concreta no dudes en escribirme. Poco a poco iremos publicando más posts interesantes, suscríbete y no te los pierdas!


Si te apetece ver vídeos y más fotos del Valle de Arán podrás encontrarlos en mis stories destacados en Instagram @tengo_alma_viajera.


¡Gracias por acompañarme otro viaje más!


DESCUENTOS PARA VUESTROS PRÓXIMOS VIAJES:


- ACTIVIDADES, ENTRADAS Y VISITAS GUIADAS EN BARCELONA


- OFERTAS DE HOTELES EN BARCELONA


- SEGURO DE VIAJES: 5% de descuento para tu seguro de viajes con Iati.


- 25€ DE DESCUENTO EN AIRBNB (para nuevos clientes)


OTROS POSTS QUE TE PUEDEN INTERESAR:


- LA VALL DE BOÍ


- 6 EXCURSIONES PARA DECUBRIR CATALUNYA


- 100 COSAS QUE HACER EN BARCELONA


- IMPRESCINDIBLES COSTA BRAVA

Entradas Recientes

Ver todo
Descuentos

Soy Ester. Adicta a la vida, los viajes y las fotos.

Si has llegado hasta aquí es porque tú, igual que yo eres un amante de los viajes."

Yo llevo ya muchos años con el ansia viajera en vena. Mi pregunta favorita es:

¿Dónde nos vamos? ...