Punta Allen, el último paraíso de Riviera Maya

Punta Allen, es el último paraíso de Riviera Maya. Un lugar al que cuesta llegar y del que no os querréis ir. Este pequeño pueblo de pescadores se encuentra en la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, en Quintana Roo, y estamos convencidos de que todo el que lo visita se enamora de este pedacito del Caribe Mexicano.

Cuesta creer que en Riviera Maya podamos encontrar un pueblo que parezca parado en el tiempo. El pueblo se encuentra en una fina lengua de arena rodeada de mar por ambos lados. Calles sin asfaltar, cero cobertura, palmeras, playas salvajes, delfines, manatíes, tortugas marinas… es un sueño perderse por Punta Allen unos días y conocer otra cara totalmente desconocida de la Riviera Maya.

A lo largo de vuestra ruta por la Península de Yucatán veréis que os ofrecerán tours de un día para visitar la reserva, pero nuestra recomendación es que hagáis mínimo una noche, si pueden ser dos mejor, para descubrirlo sin prisas.


Hoy os vamos a contar todo lo necesario para descubrir Punta Allen por libre, para que lo disfrutéis tanto como nosotros. En este post encontraréis:


- Cómo llegar a Punta Allen

- Qué hacer en Punta Allen

- Dónde dormir en Punta Allen

- Dónde comer en Punta Allen

- Recomendaciones para visitar Punta Allen



Cómo llegar a Punta Allen

Punta Allen se encuentra a 42 km de Tulum, pero llegar hasta este pequeño pueblo no es tarea fácil, ya que el camino es de terracería, es decir, una carretera estrecha sin asfaltar, llena de baches y socavones. Así que preparad una buena playlist, olvidaros de las prisas y de pisar el acelerador, y a disfrutar del camino.


Si te estás preguntando si merece la pena, la respuesta es un sí rotundo.


Existen tres formas de llegar a Punta Allen:

  • En vuestro propio vehículo. Si tenéis la opción de que sea 4x4 mejor, especialmente si vais cuando ha llovido por la zona. El trayecto en un vehículo normal se acerca a las 3 h.

  • En lancha, esta es la opción más cara, pero también la más rápida.

  • En transporte público. La combi solo hace una salida diaria dede Tulum y otra desde Punta Allen. Esta combi sale cada día de Tulum a las 16 h desde la estación de La Unión Tiburonera de Taxistas de Tulum. El trayecto dura unas 3 h. Y para regresar sale a las 8 h de la mañana desde el centro de Punta Allen. Cuesta 200 pesos por trayecto. Esta fue la manera que escogimos nosotros a la ida, a la vuelta volvimos con unos viajeros que conocimos en nuestro alojamiento.

Lo bueno de ir en tu propio vehículo es que puedes hacer las paradas que quieras por el camino. Y aunque el acceso a las playas se hace difícil por la vegetación, dicen que merece la pena. Una de las paradas obligatorias es Boca Paila, el punto donde se unen las aguas de la laguna con el Caribe. En ese punto es fácil ver algún cocodrilo y pelícanos.



Puede que si vais en temporada de sargazo no encontréis las playas tan paradisíacas como habréis visto en fotos. Otro factor negativo y triste, es la basura que el mar arrastra hasta las playas salvajes que encontraréis en el camino.


En la entrada a la reserva de Sian Ka’an tendréis que pagar una tasa de 100 pesos por persona/día y os entregarán una pulsera de acceso. El pago solo se puede hacer en efectivo!


Recordad que nosotros siempre viajamos con nuestro seguro de Iati, que siempre responde ante cualquier imprevisto. Os dejamos un 5% de descuento para vuestra próxima reserva.


Qué hacer en Punta Allen


Punta Allen es muy pequeño en tamaño, pero enorme en lo que a encanto se refiere. Sus calles sin asfaltar, sus casas de colores y su gente, harán que te enamores de este paraíso. Además esta Reserva Natural guarda muchos tesoros. Te vamos a dejar lo mejor que puedes hacer en Punta Allen:


  • Tour en lancha por la reserva

No te puedes ir de Punta Allen sin hacer esta actividad, es un indispensable en toda regla! En el pueblo hay varias asociaciones de lancheros que organizan este tour. El precio es cerrado, nos costó 3000 pesos. Si compartes lancha divides gastos.



Una vez que la lancha sale del muelle no podrás cerrar la boca. El color del Caribe en esta zona es brutal. A lo largo del paseo, desde la lancha veréis familias de delfines saltando, tortugas marinas que salen a respirar y con suerte algún manatí. Avistaréis aves y nadaréis en la barrera de coral rodeados de miles de peces. Se trata de la segunda barrera de coral más grande del mundo, por detrás de la de Australia.


Otra de las paradas que os dejarán con la boca abierta es el Blanquizal. Una piscina natural en medio del mar con un color imposible de olvidar.


Si vais en época de sargazo, os recomendamos mucho hacer el tour ya que podréis disfrutar del mar, cuando las playas están llenas de estas algas.


Nos gustó mucho ver que respetaban las distancias y no perseguían a los animales. Creemos que es muy importante que si observáis una conducta poco respetuosa con los animales lo pongáis en conocimiento de la asociación de lancheros. Entre todo tenemos que intentar que el turismo sea sostenible y que se respete al máximo a los animales.


  • Disfrutar de un atardecer espectacular

El muelle desde donde parten las lanchas para los tours es un buen punto para ver la caída del sol. Os recomendamos llegar hasta la caseta que se encuentra al final del muelle.


  • Disfrutar de los primeros rayos del día

Disrutar del amanecer en la playa es un lujo. Nosotros dormimos a pie de playa, como más adelante os contaremos, y era un placer levantarse al amanecer y disfrutar de la playa en solitario.



  • Recorrer el pueblo de Punta Allen

El pueblo lo forman cuatro calles sin asfaltar, salpicadas de casas de colores y palmeras. Su gente es tranquila, con un ritmo caribeño envidiable. Viven de la pesca y del turismo que llega a cuenta gotas a la reserva. Tuvimos la suerte de sentarnos a conversar con algunos de ellos y lo cierto es que vivimos en mundos que van a ritmos diferentes.


  • Ruta a pie guiada hasta la Laguna Negra

Para adentrarte en la reserva es muy importante que lo hagas con un guía, primero para no perderte y segundo porque hay especies de animales que pueden resultar peligrosas: jaguares, cocodrilos, serpientes… Una de las actividades que puedes hacer es una ruta a pie por los senderos hasta llegar a la Laguna Negra.


  • Visitar el Blanquizal por tu cuenta

Si visitas Punta Allen sin sargazo puedes llegar caminando hasta el Blanquizal y adentrarte en esta piscina natural con un color espectacular.


  • Relájate en la playa y disfruta bajo las palmeras

Punta Allen es un lugar donde desconectar de todo. No hay contaminación, no hay ruido, no hay cobertura... disfruta de no hacer nada.

Dónde dormir en Punta Allen

En Punta Allen no hay muchas opciones de alojamiento y algunas de ellas son bastante caras, por lo que te recomendamos que reserves con tiempo.


Nosotros nos alojamos en el Cielo y Selva, uno de los alojamientos más especiales de nuestro viaje por México. Se trata de un alojamiento en la playa rodeado de palmeras. Un lugar donde la naturaleza es la protagonista y donde se respeta el entorno. De hecho, toda la energía la obtienen de paneles solares. Cielo y Selva es un lugar sostenible, para desconectar del mundo.

El alojamiento se encuentra a pocos pasos del pueblo, es un lugar único, donde se respira paz.


Encontraréis diferentes tipos de alojamiento: tiendas de campaña, cabañas, habitaciones y glamping. Nosotros optamos por pasar dos noches en un glamping, ya que nunca lo habíamos probado y fue una experiencia increíble.

La tienda de Glamping de Cielo y Selva es muy amplia. Cuenta con dos camas de matrimonio, tiene capacidad para cuatro personas. Dentro encontraréis toallas, ventilador y una linterna. Cuenta con electricidad 24 horas. Tiene una decoración muy natural y cuidada. Lo mejor sin duda es abrir la puerta y tener el mar a pocos pasos y salir a disfrutar del amanecer en una hamaca bajo palmeras. Eso sí, el baño se encuentra en el exterior de la tienda. Si quieres tener baño en la habitación tendréis que optar por reservar una cabaña o una habitación.

Podéis comprobar disponibilidad y ver más fotos aquí.

La zona de playa donde se encuentra está muy bien cuidada, encontraréis tumbonas, hamacas y hasta una pequeña piscina donde poder refrescaros.

Cielo y Selva también cuenta con un restaurante muy rico, bajo una gran palapa, donde poder hacer cualquiera de las comidas del día. Tenéis que probar su cerveza artesanal!

El personal del hotel es muy amable y nos ayudaron a organizar el tour para el día siguiente con otra pareja, para que pudiéramos compartir gastos. También alquilan bicicletas para recorrer el pueblo.

Para aquellos que os cueste desconectar del todo, el alojamiento cuenta con wifi, algo muy raro en este pueblo.

Podéis reservar directamente en su web o en booking.


Dónde comer en Punta Allen

La oferta gastronómica de Punta Allen se basa en el pescado y el marisco. De la barca a la mesa, así que la calidad está asegurada. Os vamos a recomendar tres lugares que tenéis que visitar en la isla:


- Taco Loco: Es una parada obligatoria. El primer bar que abrió en Punta Allen creado por uno de los fundadores de este pueblo pesquero. Ahora está en manos de su hijo y nos comimos unos tacos de camarones difíciles de olvidar.



- Cafecito en el mar: Es un chiringuito que se encuentra en el centro del pueblo. Su dueña es un amor y prepara un brownie espectacular, ideal hacer parada para desayunar o merendar. También tiene bebidas y prepara cosas rápidas.


- Restaurante Cielo y Selva: El restaurante del alojamiento Cielo y Selva tiene una carta basada en el producto local. Provamos el ceviche y estaba muy rico, el ambiente es agradable y además será de los pocos puntos en Punta Allen donde tendrás wifi.



Recomendaciones para visitar Punta Allen


- Lleva un buen antimosquitos, Punta Allen está rodeado de selva.

- Lleva dinero en efectivo, no existen cajeros y en el pueblo no podrás pagar con tarjeta.

- No hay cobertura telefónica y el wifi es prácticamente inexistente, así que descarga antes de llegar mapas y la información que necesites.

- Intenta que tu protector solar sea biodegradable, para respetar el ecosistema.

- Intenta genera el menor número posible de residuos y llévate tu basura contigo.


Hemos hecho esta guía con todo el cariño, para animaros a conocer otra cara de la Riviera Maya alejada del turismo de masas. Punta Allen, es un paraíso en la tierra, un lugar que nos encantaría que siguiera conservando su esencia y donde nos gustaría que llegaran solo aquellos viajeros que amen la naturaleza y la respeten. Es cierto, que no está hecho para todos los públicos, pero de lo que no tenemos ni la menor duda es de que volveréis enamorados de este rincón del Caribe mexicano. Podéis ver nuestra ruta completa por la Península de Yucatán aquí.


La próximas semanas iremos publicando más contenido del viaje, así que si no os queréis perder nada os podéis suscribir y así estaréis informadosde todo! En los destacados de Instagram también podéis encontrar más fotos y vídeos del viaje con información detallada. Si tenéis alguna duda podéis escribirnos y os contestaremos encantados.


¡Gracias por acompañarnos otro viaje más!


DESCUENTOS PARA VUESTROS PRÓXIMOS VIAJES:

- OFERTAS DE ALOJAMIENTO EN PUNTA ALLEN

- OFERTAS DE HOTELES EN MÉXICO

- SEGURO DE VIAJES: 5% de descuento para tu seguro de viajes con Iati.

- ACTIVIDADES Y TOURS EN MÉXICO

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Descuentos

Soy Ester. Adicta a la vida, los viajes y las fotos.

Si has llegado hasta aquí es porque tú, igual que yo eres un amante de los viajes."

Yo llevo ya muchos años con el ansia viajera en vena. Mi pregunta favorita es:

¿Dónde nos vamos? ...