El Amazonas peruano, Iquitos

November 11, 2019

Oporto: Guía completa

October 27, 2019

1/15
Please reload

You Might Also Like:

París... 15 planes imprescindibles para descubrir la ciudad!

November 16, 2017

 

París es su Torre Eiffel presidiendo la ciudad, el Sacre Cour, el oh là là, los candados en los puentes, el arte llenando las calles, los croissants, el bonjour, los gran boulevards, el Sena... Dicen de ella que es la ciudad del amor, y es que está llena de lugares románticos e idílicos... es una de esas ciudades que todo viajero debería visitar una vez en la vida...

 

La primera vez que pisé París fue una visita exprés que no duró más de 48h y donde el frío intenso fue el protagonista,  de esta visita me quedó con la sensación de encontrarme cara a cara con la Torre Eiffel. Esta segunda visita, pude disfrutar durante 6 días de la ciudad y el sol brilló la mayor parte del tiempo,  lo que la ha hecho que descubra una ciudad más bonita aún si cabe.

 

Esta vez he tenido tiempo de perderme y disfrutarla sin prisas y he podido conocer lugares menos turísticos, pero disfrutando con alevosía de las mayores turistadas de la ciudad... como subir a la Torre Eiffel, pasear por el Sena en barco...

 

 

Antes de empezar con los imprescindibles quiero dejaros un par de consejos para que disfrutéis de la ciudad ahorrando un dinerito. París no es una ciudad barata, pero como hay una oferta tan amplia de restaurantes y alojamientos, no os será imposible encontrar lugares que se adapten a vuestro bolsillo.

 

 

+ Aquí van mis dos consejos para ahorrar un poquito:

 

1.      Si vas a beber agua durante las comidas, pídela del grifo “Garraf d’eau”. Está buena y es GRATIS. Puedes pedir toda la que necesites. Parece una tontería, pero las bebidas en los restaurantes valen casi en doble que en España, esto hará que la cuenta baje unos euros.

 

2.      Si vas a estar en la ciudad más de 3 días y tienes pensado utilizar el transporte público, no compres ninguna tarjeta diseñada para turistas. Te aconsejo que compres la tarjeta Navigo Découverte, que es la que utilizan los parisinos para moverse por la ciudad. Para tener acceso a esta tarjeta debes llevar una foto de carnet. Si compras la tarjeta de la zona 1 a la 5, valida para una semana te costarás 22,15€ tendrás acceso a todos los transportes públicos de la ciudad de forma ilimitada incluido el funicular de Montmartre. La misma tarjeta os servirá para llegar desde los diferentes aeropuertos a la ciudad, a Versalles y a Disneyland si lo deseas. Se puede comprar en el aeropuerto cerca de la estación.

 

 

 

+ Cómo llegar del aeropuerto al centro de la ciudad

 

Para llegar desde el aeropuerto Charles de Gaulle tendréis que coger el RER B y si queréis llegar desde el aeropuerto de Orly tendrás que combinar el metro 7 más el tranvía 7, o bien coger el Orlybus.

 

 

 

+ Alojamiento

 

Respecto al alojamiento esta vez nos decantamos por un apartamento de Airbnb, bien situado entre dos estaciones de metro en El Barrio Le Marais, unos de los barrios actualmente de moda. Era un apartamento pequeño, ideal para una pareja, bien decorado y de lo más acogedor. Contaba con todo lujo de detalles para hacerte sentir como en casa. Si decidís reservar un apartamento en París, en este enlace tendréis 25€ de descuento (para clientes no registrados).

 

 

BUSCA MÁS OFERTAS DE ALOJAMIENTOS EN PARÍS AQUÍ

 


 

 

 

Vamos ahora a por los planes imprescindibles para disfrutar de París. Algunos más turísticos que otros, pero que sin duda harán que te lleves un recuerdo increíble de tus días por la ciudad de la luz...

 

Reconozco que antes de tener el blog me encantaba leer listas de lugares que no me podía perder... y que gracias a ellas he descubierto sitios que me han gustado mucho.. pero no hago esta lista para que la sigáis al pie de la letra...  por eso el primer imprescindible es el siguiente...

 

 

 

(Aviso! Es un consejo que sirve para cualquier destino, así que toma nota!)

 

París en una ciudad ENORME y por ello ofrece un GRAN número de actividades para hacer. Desde algunos de los mejores museos del mundo, a edificios históricos, pasando por jardines, parques y Boulevards... por ello, te animo a que seas honesto contigo mismo. Si dispones de pocos días NO vas a ver todo. Selecciona aquellos lugares que a ti te interesen. No pierdas el tiempo porque hayas leído en la guía o en cualquier blog que es imprescindible visitar este museo o a aquel otro... o que tienes que entrar a ese edificio históricamente tan importante. Lo verdaderamente importante es que hagas lo que te gusta.  Si te gusta el arte no te pierdas el Louvre, pero si realmente tienes otras motivaciones no le dediques medio día a recorrer sus galerías, porque seguramente allí fuera encontrarás miles de actividades y lugares por visitar que realmente te hagan feliz.

 

Te lo digo yo, que me vi la última tarde en París visitando el Cementerio Père-Lachaise... pensando que por ser tan famoso y tener entre sus lápidas a personajes históricos iba a superar la fobia que me dan a mi los cementerios... así que no disfruté de la visita, cuando quizás podría haber dedicado ese rato a descubrir algún rinconcito mono... Sé que para otros la parada en este cementerio es imprescindible... así que no me hagáis mucho caso o sí...

 

Creo que es importante que este consejo  esté el primero, porque mis imprescindibles, no tienen porque convertirse en los tuyos. Como siempre digo, cada uno tiene que vivir su propio viaje, y cada destino ofrece ilimitadas opciones.

 

 

 

Aunque me encanta ir por libre, callejear y perderme hay una cosa que me gusta hacer cuando viajo con tiempo a una ciudad y es hacer un tour guiado en español. Estos tours tienen varias cosas positivas, la primera es que descubrirás detalles y anécdotas curiosas de la ciudad, algunas incluso de las que no aparecen en las guías,  lo segundo es que la persona que lo hace vive en la ciudad que estás visitando y puedes aprovechar y pedirle consejos de restaurantes que merecen la pena y lugares bonitos, de esos que solo los autóctonos conocen. La última razón es que la mayoría de estos tours son gratuitos y ganan lo que voluntariamente al finalizar el tour cada uno quiera o pueda dar, por ello las personas que trabajan haciendo estos tipos de tours le ponen muchas ganas y se nota que disfrutan con ello, por lo que te harán disfrutar de la ciudad desde otro punto de vista.

 

En París este tour lo hicimos con Sandemans New Europe Tour y fue todo un acierto.

 

 

 

 

 

 

Seguro que cada vez que hablan de París te viene a la cabeza la imagen De la Torre Eiffel. Las dos veces que he visitado la ciudad me ha sido inevitable ir caminando y no buscarla con la mirada. Aunque bajo mi punto de vista no es un monumento estéticamente bonito, tiene un gran atractivo.  Es sin duda el gran símbolo de la ciudad y tienen algo mágico que hace que me guste contemplarla presidiendo el paisaje parisino. Su presencia impone.

 

 

Si has estado, seguro que tienes un book de fotos de la torre, desde todos los ángulos posibles. Creo que además de contemplarla si es la primera vez que vas, es obligatorio subir y contemplar las vistas desde allí arriba. Descubrirás un París diferente. Eso sí ármate de paciencia con las colas que se forman. Si sabes que día vas a ir, compra las entradas con antelación y te ahorrarás una buena cola.

  

 

Si lo que te apetece es tener una buena vista panorámica de la torre y alrededores te aconsejo que vayas a Trocadéro al atardecer y esperes hasta que se haga de noche para verla iluminada. El metro para justo en esta plaza, por lo que es fácil llegar. A pesar de las grandes cantidades de turistas que llegan hasta allí seguro que encuentras algún rinconcito donde sentarte y disfrutar del espectáculo.

 

Si lo que quieres es tener las mejores vistas de todo París, tendrás que subir a la Torre Montparnasse.

 

 

 

 

 

Aquí viene una de las mayores turistadas de “La ciudad de l’amour”, pero es que es taaaan bonito... creo que al menos una vez en la vida se tiene que hacer. La ciudad desde el río se ve de otra manera. Nosotros hicimos el paseo nocturno y nos encantó ver la iluminación de los diferentes edificios. La mayoría de edificios importantes de la ciudad se construyeron a ambos lados del Sena, por lo que descubrirás otra perspectiva de la ciudad, además de ser muy romántico.  Atravesar sus puentes es también una de las cosas que más me gustaron del paseo. Al paseo le puedes añadir una cena, un concierto... eso ya depende del presupuesto de cada uno.

 

A lo largo del Sena, veréis muchas compañías que ofrecen el paseo, diurno y nocturno. Aunque bajo mi punto de vista, de noche con la ciudad iluminada es más bonito y hay menos gente en los barcos.

 

 

 

 

 

París es arte en estado puro...y no me refiero solo a sus museos, aunque algunos de ellos sean conocidos mundialmente... La calles y avenidas en París son arte, no podrás dejar de mirar todos sus edificios, puentes... cargados de detalles y de historia. Si además de eso te pierdes por Montmartre, encontrarás centenares de artistas por sus plazas, y si te acercas al Canal Saint Martin descubrirás la cuna de los jóvenes artistas de la ciudad. Las galerías de arte de todos los estilos salpican la ciudad.

 

Evidentemente si hablamos de arte no podemos olvidar museos como el Louvre,  L’ Orangerie o el museo d'Orsay, el Ponpidou, entre otros. Todos con grandes obras de incalculable valor y a los que les puedes dedicar muchas horas de tu viaje. Además algunos de ellos están en edificios de gran relevancia histórica por lo que el simple hecho de entrar es un placer.

 

 

 

Pero volvamos al punto inicial...no tienes porque pasar un día en el Louvre si realmente no te apasiona el arte...no vayas por decir que has estado... haz lo que te haga feliz.

 

Yo la primera vez pasé una mañana entera en el Louvre y me encantó. Me hacía mucha ilusión ver algunas de sus obras, en especial, la Mona Lisa, aunque su tamaño me decepcionó. Esta segunda vez, me he ahorrado la visita y he visitado solo el Museo d’Orsay. Sé que hay muchos más y que seguro que estoy perdiéndome obras espectaculares, pero cuando viajo soy más de calle y de rincones exteriores.

 

 

Visites o no el interior del Louvre, si que te aconsejo que te acerques a descubrir su edifico y vayas a conocer el patio donde se encuentra la Pirámide de cristal. Desde allí parte uno de los paseos imprescindibles si estás en París por primera vez. Este paseo es el que se inicia en el Jardín de las Tullerías y recorre los Campos Elíseos hasta llegar al Arco de Triunfo.

 

 

 

En los Jardines de las Tullerías podrás disfrutar de enormes espacios verdes y fuentes. En los Campos Elíseos una de las avenidas más famosas del mundo, además de tiendas de los diseñadores más prestigiosos, podrás parar a tomar un café a precio de oro o bien entrar a la Ladurée a degustar unos deliciosos macarons, también a precio de oro, pero muy ricos. Finalmente llegarás al Arco de Triunfo, otro de los emblemas de la ciudad, si lo deseas y lo pagas podrás subir a lo alto del Arco a contemplar la ciudad.

 

 

 

 

 

Si el tiempo lo permite, hacer un pícnic a orillas del Sena es uno de los grandes placeres que te puedes dar en París. Cuando el sol brilla y el frío no aprieta los parisinos buscan la orilla del Sena para descansar, comer algo o reunirse con los amigos o en pareja. Es habitual verlos cuando anochece haciendo "botellón" a orillas Del Río.

 

 

 

En París es fácil encontrar locales donde venden comida para llevar, así que búscate algo de comer y buena compañía y siéntate frente al Sena.

 

Justo delante del museo d’Orsay, donde nosotros hicimos el picnic encontraréis este mapamundi en el suelo, que desde lo alto del puente más cercano se ve así de bonito!

 

 

 

 

Otra zona donde es curioso sentarse a hacer un picnic es cerca del Pont Neuf, que al contrario de lo que su nombre indica es el puente de piedra más viejo de París y uno de los más históricos. A lo pies del puente podrás contemplar todas las caras que lo adornan.

 

 

 

 

 

Para mi sorpresa cuando empecé a investigar sobre París descubrí que tiene muchos parques, y algunos de ellos tan grandes como los más conocidos de Londres, cosa que me sorprendió bastante.

 

Entre estos parques, unos de los más conocidos son los Jardines de Luxemburgo. Donde podrás sentirte un parisino más, ya que ellos acuden con frecuencia a almorzar, merendar o simplemente a leer cuando el tiempo lo permite. Como verás los parques están llenos de sillas de jardín móviles, lo que te permite sentarte donde más te apetezca. Cuando brilla el sol el parque está abarrotado. Es un parque extremadamente cuidado, lleno de vegetación, flores y rincones románticos. Y por supuesto, lugar de encuentro de los runners parisinos.

 

 

Esta segunda visita también he aprovechado para recorrer otros rincones menos conocidos, y entre ellos encontré el Parque Des Buttes-Chaumont, un pulmón verde que te hace sentir como si hubieras salido de la ciudad. Con grandes zonas verdes, zonas boscosas, un puente colgante y una bonita torre con vistas a la ciudad. Es un parque bastante sorprendente.

 

 

 

 

 

 

Si buscas un poco de moderneo el barrio de moda es el que se encuentra pegado al Canal Saint Martin, aquí te tienes que olvidar de grandes avenidas y edificios históricos. Las calles se estrechan y entre ellas podemos encontrar galerías de arte, talleres, cafeterías y restaurantes con decoración moderna y cuidada. Es el punto neurálgico de la gente joven. Encontraás cafeterías en patios de antiguas fábricas, a orillas del canal, en patios interiores...no os lo podéis perder!

 

Es en este canal donde la protagonista de Amélie hacía saltar las piedras cuando estaba triste. Seguro que si has visto la película recuerdas la escena!

 

 

Es fácil ver a los parisinos sentados a orillas del canal pescando o tomando el almuerzo. El canal lo cruzan varios puentes metálicos que nada tienen que ver con la opulencia de los puentes del Sena.

 

Si te apetece seguir descubriendo la parte hipster y menos turística de la ciudad te recomiendo que pasees hasta el Parque de la Villette pasando por el canal del mismo nombre, un lugar para pasear y relajarse. Cuando llegues encontrarás una bonita zona verde donde descansar llena de gente joven.

 

Si ya has estado en París haciendo el crucero por el Sena y te apetece hacer una cosa diferente puedes hacer el paseo en barco desde el Parque de la Villete hasta el Canal Saint Martin. Una parte de este paseo pasa por un canal subterráneo y cuando llegues al Canal Saint Martin pasarás varias exclusas. Es un paseo alternativo y muy curioso.

 

 

 

 

 

Llega a este barrio sin prisas, porque sin duda merece la pena el tiempo que le dediques, ya que no tiene nada en común con el resto de la ciudad... eso sí ve preparado porque está lleno de turistas a todas horas, y no es de extrañar teniendo en cuanta su gran encanto. Montmartre se conserva sobre una colina, como un pequeño pueblo bohemio y lleno de arte en cada esquina, fue la casa de artistas como Picasso, Monet, Dalí... es difícil no perderse entre sus calles y pararse a observar las fachadas, las típicas tiendas francesas y sus galerías de arte... Mi recomendación es que llegues de día y te vayas de noche, porque el barrio te ofrecerá varias caras... aunque toda recomendación no dejará de ser turística creo que merece la pena...

 

 

 

Para empezar visita el Sacre Cour. Desde allí tendrás unas vistas espectaculares de la ciudad. Si tienes tiempo visita el interior de la Iglesia (gratuito) y sube si te apetece hasta la cúpula, para obtener mejores vistas de la ciudad. Eso sí no te vayas de allí sin sentarte un rato en su escalinata como tantos de los cientos de turistas que encontrarás, pero tendrás París a tus pies... solo por eso ya merecerá la pena.

 

 

 

Como ya te he dicho lo mejor es perderse, pero si no llegas por casualidad busca la Place du Tertre. Es el verdadero corazón de Montmartre y en los edificios que la rodean se alojaron los artistas que he mencionado anteriormente. Ahora el arte lo llevan a la calle los números retratistas y pintores que pintan y venden sus obras a lo largo del día en la pequeña plaza. Es un lugar muy idílico y donde aún se respira la esencia de la bohème.

 

Muy cerca de la Place du Tertre se encuentra el Moulin de la Galette, en la actualidad transformado en un restaurante de precios elevados. Antiguamente fue un  famoso molino  retratado por  Renoir en varias ocasiones, Van Gogh...

 

Entre sus calles también encontrarás el  viñedo más antiguo de la ciudad, ya que la colina de Montmartre en la antigüedad estuvo cubierta de viñedos.

 

Y antes de abandonar el barrio pasa por la fachada del Moulin Rouge... la fachada del Cabaret más famoso del mundo construido por el español Josep Oller en el 1889 en plena Belle Époque y escenario de la famosa película con el mismo nombre.

 

 

 

 

El Barrio Latino es uno de los más animados de la ciudad, se encuentra justo delante de la Îlle de la Cité y en él se encuentra una de las universidades más importantes del mundo, La Sorbona. El Barrio se llama así, porque los estudiantes en la Edad Media utilizaban el latín para comunicarse entre ellos.

 

Está compuesto por un entramado de calles estrechas muy concurridas. En el encontramos la Fuente Saint-Michel, el Panteón y bastante próximo los Jardines de Luxemburgo (de los que ya os he hablado más arriba).

 

Una de las joyas de este barrio es la librería Shakespeare & Co (37 Rue de la Bûcherie), una de las librerías más famosas del mundo. Me encantan los libros y las librerías antiguas, y esta es muy especial porque además de estar situada frente al Sena y con vistas a Notre Dame es un lugar con mucha historia. Entre sus paredes han estado escritores tan importantes como H. Hemingway, James Joyce y F. Scott Fitzgerald. En la época de ocupación Nazi y posteriormente, se hizo famosa por vender libros censurado

 

 

 

 

Es un lugar donde además de vender libros, en su mayoría escritos en inglés, se hacen cursos, talleres, se puede tocar el piano, sentarse a leer en uno de sus sillones o bien quedarte a pasar la noche a cambio de trabajar unas horas en la librería. Los amantes de la literatura no se la pueden perder, es un lugar muy especial.

 

 

 

 

 

Justo delante del barrio Latino y frente al Sena, en la Îlle de la Cité encontramos la bella Catedral de Notre Dame, uno de los símbolos de París y una de las catedrales más conocidas del mundo, gracias a la novela de Víctor Hugo, El Jorobado de Notre Dame.

 

La entrada es gratuita y si quieres acceder a la torre para tener unas vistas panorámicas del centro de la ciudad y ver de cerca las famosas gárgolas tendrás que pagar entrada y hacer cola. París, es así, muy bonita pero está muy concurrida.

 

Justo en la plaza en la que se encuentra la catedral está el Km 0 de París, desde donde se miden todas las distancias de Francia.

 

 

 

Aunque no tan famosa y visitada como Notre Dame, a mi la que verdaderamente me sorprendió y emocionó es la Sainte Chapelle. Incomparable con ninguna otra iglesia. El mayor ejemplo del gótico a nivel mundial. La capilla está formada por dos pisos. El superior, es el que fue destinado a la realeza y es increíble, ya está formado por más de 600m2 de vitrales, que dejan pasar La Luz del sol y crean un ambiente mágico. Los muros de la capilla están vacíos para dejar lugar a los vidrios de colores.

 

 

 

 

A Versailles hay que dedicarle un post entero...yo había leído sobre el antes ir, pero me sorprendió mucho y creo que si visitas París con tiempo o bien ya has estado en otras ocasiones, merece la pena escaparse y dedicarle el día a Versailles... y sí has leído bien, digo el día, porque si lo quieres conocer a fondo y descubrir sus jardines y los palacios secundarios tienes que tener tiempo disponible. Y sobre todo paciencia, porque las colas para entrar aunque tengas la entrada comprada, tanto en fines de semana como en fechas señaladas son interminables, o al menos eso es lo que encontramos nosotros en Semana Santa.

 

 

Para llegar tienes que ir a algunas de las estaciones donde salga el RER C, en poco más de 35 minutos llegarás a las estación Versailles Rive Gauche -  Château de Versailles. Desde allí tendrás que caminar unos 10-15 minutos para llegar a la entrada del palacio.

 

Yo no soy de princesas ni palacios, pero este sin duda os dejará con la boca abierta. Es el lujo y la opulencia llevada al máximo exponente. Aunque había mucha gente y pasamos por las estancias más bien rápido, ya que lo que nos hacía más ilusión era recorrer los jardines y grandes áreas verdes. Y así pasamos el día...haciendo un pícnic a orillas del Gran Canal y paseando entre sus jardines. Para mi la mejor parte fue el lago final con las antiguas construcciones.

 

 

 

 

La entrada a los jardines es gratuita, excepto los días que hay espectáculo de luces y sonidos.

 

Se pueden alquilar bicis para recorrer los jardines.

 

Desde este link accederéis a la página oficial para que podáis comprar vuestras entradas e informaros de horarios y precios.

 

 

 

 

 

 

Nos os voy a engañar, me encanta comer y descubrir restaurantes nuevos. Si esto ya es uno de mis hobbies en mi ciudad imaginaros cuando llego a una ciudad nueva... donde hay tanto por descubrir... no entiendo viajar sin degustar la gastronomía del lugar... Aunque de primeras pensé que no merecería mucho la pena, os tengo que decir que la comida francesa me encantó... como en cada viaje hubo sitios mejores y peores... Os dejo la lista de los lugares que más nos gustaron...

 

 

 

La Mandigotte (68 Rue Lepic - Montmartre)

 

Este pequeño restaurante está situado en una esquina de la famosa Rue Lepic, en el corazón de Montmartre. Es una mezcla de local romántico y moderno, con una decoración muy cuidada. Pero os voy a ser sincera, aunque el local fuera horrible merece la pena reservar y comer en una de sus mesas, porque sus entrantes, primeros y segundos son espectaculares igual que sus postres. En la misma calle en el número 15, se encuentra la cafetería Des 2  Moulins, donde trabajaba Amélie en la película.

 

 

 

Le Bouillon Chartier (7 Rue du Faubourg Montmartrei - Metro Grands Boulevards)

 

Comer en este restaurante debería ser una parada obligatoria para todo aquel que visite la ciudad. Se trata de un local de más de 100 años de antigüedad, con techos altos y una decoración de época. Cuando atraviesas sus puertas tienes la sensación de haber entrado en una antigua estación de tren. El lugar suele estar siempre lleno, por lo que es común tener que hacer cola. La comida es típica francesa, con una gran variedad de entrantes a precios bajos si los comparas con el resto de restaurantes de la ciudad. Además dispone de una amplia carta de primeros y segundos, y una gran bodega de vinos. Entre las curiosidades del lugar destaca que compartirás mesa con otros comensales, ya que te sientan allí donde encuentren un hueco libre. La atención es muy buena y rápida, y no te extrañe que te escriban la cuenta en el mantel de papel de tu misma mesa! La verdad es que a relación calidad-precio no hay quien le gane. Más que una cena o una comida, se convierte en una experiencia parisina, muy recomendable.

 

 

 

 

Au Levain du Marais (28 Boulevard Beaumarchais - Le Marais)

 

Se trata de una panadería situada en un edifico Art Decó en El Barrio Le Marais, uno de los barrios de moda en París. Sus croissants están entre los mejores de la ciudad. Solo os digo que merece la pena pasear hasta allí y comerse uno o dos... Están deliciosos!

 

Comestibles & Marchand de vins (3 Rue du Général Renault- Le Marais) Un pequeño local donde degustar quesos franceses e internacionales, tablas de embutidos de calidad y con una amplísima bodega de vinos. El local es moderno y muy agradable. Tiene una pequeña terraza en el exterior. Buenísima relación calidad-precio.

 

 

 

 

 

La Relève (71 Rue Mouffetard)

 

Es un local moderno con una bonita decoración, donde comer platillos y tapas de autor de calidad. Los precios están bien y el ambiente es muy desenfadado.

 

 

 

 

Pain, vin, fromage (3 Rue Geoffroy l’Angevin)

 

Escondido en una callecita pequeña se encuentra la meca de las fondues! Es un local muy acogedor. Tienes la sensación de estar en una antigua bodega. Si no te gusta el queso, te recomiendo que no pases por la puerta... pero si tu idea es comer una fondue, no te lo puedes perder, porque es su especialidad. Las hay de quesos y carne. El personal es muy atento y te ayudarán con la elección si vas un poco perdido. Estaba lleno de turistas, pero merece la pena

 

Au P’tit Grec (68 Rue Mouffetard)

 

Se dice, se rumorea que los mejores crepes de todo París están en este local, tanto dulces como salados. Esta vez por la cola que había no nos quedamos, pero lo tenemos apuntadísimo para la próxima vez que vayamos a París!

 

 

 

 

 

 

 

Bueno, a lo largo de este post ya os he dicho que no soy de palacios ni de princesas... y ahora os tengo que confesar que tampoco creo en los candados del amor... aunque tiene su parte romántica, para que negarlo...

 

 

Seguro que una de las imágenes que te vienen a la mente cuando piensas en París, es su famoso puente con los candados. Este puente se llama Pont des Artes y está en el centro de la ciudad. Exactamente a la altura del Louvre. En el puedes ver muchísimas placas llenas de candados con fechas y nombres grabados, algunos incluso van con código secreto en vez de llave, lo que le resta romanticismo al asunto...

 

Ahora que ya sabéis donde encontrar el puente me veo en la obligación de informaros que esas placas las cambian cada vez que se llenan y no pueden soportar más peso... a si que puede que vuestro acto de amor tenga fecha de caducidad...

 

 

 

 

 

 

 

 

Si estás enganchado a Instagram  y antes de cada viaje buscas fotos de los lugares que vas a visitar, sabrás que hay dos rincones de París, cada vez menos secretos, que se repiten en la mayoría de cuentas y que nada tienen que ver con los puntos más turísticos de los que hemos hablado... Uno es Le mur des je t’aimes y el otro la Rue Crémieux.

 

Le mur des je t’aime, no podía estar en otro lugar que no fuera la ciudad del amor. Se trata de un muro en el que está escrita la palabra “te quiero” en más de 300 idiomas, sobre azulejos azul marino, salpicados de pintura roja que simbolizan los pedazos de un corazón roto. La obra está dedicada a todos los enamorados del mundo. Se encuentra en el jardín de Jehan Rictus, en la Plaza de les Abbesses, en Montmartre. Y ya te lo digo para que vayas mentalizada/o... que está a petar de gente... tendrás que hacer cola para hacer una buena foto, así que paciencia!

 

 

 

Otro de los puntos instagramables, es la Rue Crémieux... Es una de las calles más coloridas de París, pero voy a serte sincera, la calles es muy bonita, muy colorida y realmente tienes la sensación de que estás en un decorado, pero es muy pequeña y no tiene ningún atractivo a parte de las casas de colores. Si te pilla de camino, entra, saca fotos y disfrútala, porque es bonita, pero no vayas con la idea de las fotos sobre saturadas que se ven en las redes sociales y pensando que estarás solo, como tu hay mucha más gente que la ha descubierto y cada vez está más concurrida... dedícale tu tiempo si verdaderamente te pilla de paso y te sobra tiempo para ver otros puntos de la ciudad.

 


Creo que  siguiendo estos planes le darás una buena vuelta a la ciudad y conocerás los puntos más turísticos y otros menos conocidos. Pero volvamos al inicio de esta lista de imprescindibles... haced el viaje a vuestra medida, quitar y poner sin miedo. Cada uno tiene que vivir su propio viaje. Aunque si por el camino, mientras leíais este post habéis descubierto algo que no sabíais, algo que os haya llamado la atención y algo que os haya despertado las ganas de ir a descubrirlo, me doy por satisfecha. Siempre nos quedará París...

 

 

DESCUENTOS PARA VUESTROS PRÓXIMOS VIAJES:  

 

-  MEJORES OFERTAS EN ALOJAMIENTOS

 

SEGURO DE VIAJES: 5% de descuento para tu seguro de viajes con Iati

 

25€ DE DESCUENTO EN AIRBNB  (para nuevos clientes)

 

 

 

OTROS POSTS PUBLICADOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

 

ESCAPADAS POR EUROPA

 

Si te apetece saber más sobre mis viajes y escapadas puedes seguirme en Instagram: @tengo_alma_viajera.

 

 

¡Gracias por acompañarnos otro viaje más!

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Sobre mí

Soy Ester. Adicta a la vida, los viajes y las fotos.

                      -The best is yet to travel-

Leer más

 

© 2016 by Tengo Alma Viajera