Qué hacer en el Eje Cafetero

May 6, 2020

 

​El Eje Cafetero es sin duda una de las zonas más bonitas de Colombia, uno de los imprescindibles en tu viaje. No te puedes ir de Colombia sin conocer este rincón. Os sorprenderá con pueblos llenos de color, paisajes de verde intenso y mucha tradición cafetera. Muestra de ello es que desde el 2011 forma parte del patrimonio de la UNESCO como “Paisaje cultural cafetero”. Hoy os traemos una guía para que sepáis qué podéis hacer en este pedacito de Colombia y lo disfrutéis al máximo. 

 

 

Nosotros os tenemos que recomendar sí o sí que vayáis a descubrirlo por vosotros mismos. Se convirtió en una de nuestras zonas favoritas del país. Si os apetece podéis leer todo nuestro itinerario aquí

 

 

 

+ DÓNDE ESTÁ EL EJE CAFETERO

 

El Eje Cafetero se situa en el centro del país y está formado por cuatro departamentos: Caldas, Risaralda, Quindío y el norte del Valle del Cauca. La zona más famosa es la formada por el triángulo de las tres capitales: Pereira, Manizales y Armenia. La mayoría de los lugares de los que os hablamos en este post se sitúan en el Quindío, como podéis ver en este mapa.

 

 

+ CÓMO LLEGAR AL EJE CAFETERO

 

La mejor forma de llegar al Eje Cafetero es dirigirse a alguna de sus tres capitales: Pereira, Manizales o Armenia. Todas ellas tienen aeropuerto, por lo que podréis volar desde la mayoría de grandes ciudades del país. También podréis llegar en autobús. Las conexiones en general en el país son buenas, así que encontraréis muchas compañías y un horario bastante amplio. Si miráis vuelos con tiempo podéis encontrar ofertas con las que os ahorraréis bastantes horas de bus en los desplazamientos. 

 

 

+ CÓMO MOVERSE POR EL EJE CAFETERO

 

Una vez en el Eje Cafetero nosotros nos movimos en busetas (pequeños buses locales) y los famosos Willys (Jeeps), que funcionan como taxis. 

Hay buena conexión entre todas las localidades de las que hablaremos a continuación, aunque para llegar a alguna de ellas tienes que hacer transbordo. Ni las busetas ni los Willys tienen un horario de salida, van saliendo según se llenan, pero no suelen tardar mucho. Esta es la manera más económica de moverse por la zona y además te da la oportunidad de charlar con la gente local y otros viajeros. Nosotros pudimos llegar sin problemas a todos los puntos de interés. 

 También tienes la opción de alquilar un coche. En esta zona las carreteras están bastante bien y te dará la opción de tener más libertad de movimiento. 

 

 

+ QUÉ VER Y HACER EN EL EJE CAFETERO

 

VALLE DE COCORA

 

El Valle de Cocora es la estrella del Eje Cafetero y si solo nos pudiéramos quedar con un lugar de esta zona del país sería este. Se encuentra dentro del Parque Nacional de los Nevados. Es un paisaje único en el mundo, en el que se concentran palmas de cera de hasta 60 metros de altura, en un valle que reune mil tonalidades distintas de verde. Las vistas desde los diferentes miradores os dejarán sin palabras!

 

Os tengo que decir que aunque nosotros tuvimos muchísima suerte con el día, es habitual encontrarse el valle rodeado de niebla y  lluvia. Pero hemos visto fotos con niebla que también le dan cierto encanto.

El Valle de Cocora se encuentra a uno 15 minutos de Salento y la forma más rápida de llegar es coger un Willy. Dentro del parque se pueden hacer dos rutas. Una corta que lleva a la zona de las palmas de cera y a un par de miradores, y otra más larga en la que descubrirás un paisaje más variado. Nosotros hicimos la ruta larga y aunque nos llevó toda una mañana, mereció la pena. Más adelante escribiremos un post con todos los tips para que podáis hacer el trekking por libre. Si finalmente decidís hacer solo la ruta corta, no os perdáis el segundo Mirador, es un espectáculo. Desde allí podréis sacar las mejores fotos! 

El último día oímos hablar de La Carbonera de Toche, una finca con la mayor concentración de palmas de cera del mundo, más que en el Valle de Cocora. A nosotros no nos dio tiempo de ir pero os aconsejamos que investiguéis cuando vayáis a visitar el Eje Cafetero, porque si el Valle de Cocora impresiona, imaginamos que esta zona es aún más increíble y menos conocida, por ahora.

 

SALENTO

 

Salento es el pueblo más conocido del Eje Cafetero y uno de los pueblos más antiguos del Quindío. Pasear por sus calles te hace sentir como si hubieras viajado en el tiempo. Es famoso por su colorido ya que todas las casas tienen las puertas, ventanas y balcones pintados de colores muy alegres y adornados todos con flores. 

Es un pueblo precioso y por lo tanto muy turístico. Por la tardes, todos los viajeros que se encuentran por la zona acuden al centro de Salento. Por lo que os recomendamos dar un paseo por sus calles antes de que abran las tiendas, sobre todo si queréis disfrutar de la Calle Real y sus colores. Aunque el centro es el lugar que reúne mayor encanto, si os alejáis un poco también encontraréis calles bonitas y coloridas.

El Parque Principal, es una plaza en la que encontraréis la iglesia, el ayuntamiento, terrazas y uno de los puntos claves del pueblo: la parada de los Willys. Desde allí os podréis mover fácilmente hasta el Valle de Cocora y hacia otras poblaciones cercanas. Desde la estación de autobuses de Salento, que se encuentra a las afueras del pueblo, también podréis llegar sin dificultades a muchos lugares de interés del Eje Cafetero. 

 

Otro de los imprescindibles de Salento es subir hasta su mirador. Lo encontraréis al final de la Calle Real subiendo por unas escaleras. Otra actividad que podéis hacer si os sobra tiempo es un trekking hasta la Cascada de Santa Rita. Nosotros lo hicimos a caballo, y aunque la cascada no es espectacular, el camino hasta llegar a ella es bonito y además tienes un chapuzón de recompensa.

 

 

Aunque Salento nos pareció precioso y un lugar estratégico para descubrir el Eje Cafetero, nuestra recomendación es que si no os gustan mucho las aglomeraciones turísticas, busquéis una finca cercana donde dormir. De esta manera tendréis una experiencia mucho más auténtica en la zona y os relajaréis al final del día disfrutando de la naturaleza. Nosotros nos alojamos en La Cabaña Ecohotel y se convirtió en una de las mejores experiencias del viaje. 

 

 

FILANDIA

 

Lo has leído bien Filandia sin N, yo me enteré al llegar al pueblo. Llevaba diciéndolo mal desde que empezamos a organizar el viaje. Filandia es otro de los pueblos más famosos del Eje Cafetero, aunque menos conocido que Salento, es ya bastante turístico y nosotros que lo visitamos en fin de semana lo encontramos bastante lleno de gente. Pero nos pareció precioso!

 

Pasear por sus calles es un chute de buen rollo. Las ventanas y balcones a todo color, los banderines de verbena y sus tiendas de artesanías, hacen que te pierdas por sus calles… Su Plaza Bolivar es el punto de encuentro para los locales y turistas. Alrededor de ella encontraréis el ayuntamiento y numerosas terrazas donde disfrutar de un buen café o un jugo natural. Entre los edificios de la plaza resalta la fachada de la iglesia de la Inmaculada, una de las más bonitas que vimos en esta zona.

 

Al final de la calle del Tiempo Detenido, encontraréis una terraza con unas vistas espectaculares de los valles que rodean Filandia. Se llama el Mirador del Tiempo Detenido, y lo mejor que te puede pasar es que vayas sin prisas y disfrutes de las vistas. 

 

 No te puedes ir de Filandia sin entrar a su restaurante más conocido y emblemático “Helena Adentro”, con una decoración única. Sus cócteles son famosos en la zona, así que apunta este lugar y brinda a nuestra salud.

 

A las afueras de Filandia encontraréis un mirador con vistas 360º que se llama “Mirador Colina iluminada”, desde el que en los días despejados se puede divisar toda la región del Quindío. 

 

Si dispones de más tiempo puedes visitar la Reserva Natural Barbas Bremen, donde se pueden observar aves, flora y sus famosos monos aulladores. 

 

Desde Salento salen Willys públicos que te llevan directamente a Filandia. 

 

 

BUENAVISTA

 

Como su nombre indica, Buenavista se encuentra sobre una colina rodeada de verde y regala unas vistas espectaculares del departamento del Quindío. Es una pequeña población, con la arquitectura típica de esta zona: casas bajas y mucho colorido.

 

Es un pueblo mucho más pequeño que Salento o Filandia, pero está rodeado de numerosas fincas cafeteras. Lo visitamos un día entre semana y encontramos un lugar tranquilo y auténtico con muy pocos turistas. Aunque los fines de semana se anima con el mercado que tiene lugar en la plaza central. Desde la plaza central sale un camino empinado que lleva al Gran Mirador, un lugar con vistas panorámicas y donde encontraréis también un restaurante.

 

Uno de los lugares más famosos de Buenavista es el Cerro de las Tres Cruces, desde donde las vistas son espectaculares y se puede practicar parapente. Para llegar a él se puede hacer por carretera o por un teleférico, pero nosotros lo encontramos cerrado. 

 

Aunque nosotros no tuvimos el placer de visitarlo, en Buenavista se encuentra el famoso Café San Alberto, con unas vistas privilegiadas de la zona. Eso sí, tuvimos tiempo de pasarnos a degustar un buen tinto (así llaman al café en Colombia) en el Café Extasis de la Plaza Principal. 

 

Nosotros llegamos en buseta desde Salento. Tuvimos que hacer un cambio de buseta en Armenia. 

 

 

PIJAO

Tiene fama de ser uno de los pueblos más bonitos del Quindío y es que además de desprender color mires donde mires está rodeado de naturaleza. Para llegar atraviesas una carretera de curvas y llena de vegetación y al llegar encuentras un lugar donde todo tiene otro ritmo.

 

Pijao forma parte de la lista Cittàslow y se ha convertido en el primer municipio sin prisa de Latinoamérica. Este movimiento apoya la conservación natural y de patrimonio y se basa en un modelo de autoabastecimiento, pero sobre todo anima a la población a vivir a un ritmo tranquilo disfrutando de sus recursos. 

 

Si todos los pueblos del Quindío tienen color, este ya es un estallido! Alegría mires donde mires y el menos turístico de todos los que visitamos. 

 

 

Nosotros paseamos por sus calles disfrutando de su arquitectura, pero si tienes más tiempo para dedicarle hay numerosos senderos para hacer trekkings y descubrir la zona. 

 

 

 

VISITAR UNA FINCA CAFETERA

 

Si hay un lugar en el mundo donde disfrutar de un buen café, ese lugar es Colombia. Si visitas el Eje Cafetero no te puedes ir sin recorrer una hacienda cafetera y conocer todos los secretos de esta bebida. Visitar una finca cafetera es conocer más sobre la cultura del país y las tradiciones de esta zona. 

 

En el Eje Cafetero existen muchas fincas donde poder hacer una visita. Nosotros os podemos recomendar el  tour del café en la Hacienda Combia, una hacienda situada en Calarcá, alejada de los puntos más turísticos de la zona y rodeada de naturaleza. A lo largo de la visita vas haciendo paradas en diferentes estaciones donde aprendes sobre el cultivo de los cafetales, la recolección y el proceso de producción del café artesanal. El tour acaba con la degustación del café más selecto que se produce en la finca. 

 

 

Nos encantó que el guía fuera experto en el tema y autóctono del Eje Cafetero, ya que acompañó la vsita de anécdotas e información muy interesante sobre la historia del país. 

 

Podéis leer más sobre nuestra visita a una finca cafetera en este post. 

 

 

 

+ DÓNDE DORMIR EN EL EJE CAFETERO

 

En el Eje cafetero pasamos 4 noches y nos alojamos en dos lugares que sí o sí os tenemos que recomendar. En esta zona decidimos dormir en dos fincas diferentes: una en Salento y la otra en Calarcá, más apartada de los puntos más turísticos, pero ambas espectaculares! En esta zona encontraréis una gran oferta de alojamientos.

 

Estoy completamente enamorada de este alojamiento y el trato que recibimos. Sin duda uno de los mejores del viaje. Se trata de una antigua finca lechera con una ubicación ideal para conocer los imprescindibles del Eje Cafetero. Situada a 5 minutos de Salento y a 10 minutos del Valle de Cocora. La finca está en un valle rodeado de montañas, prados, vacas y caballos.

Es un alojamiento familiar donde te hacen sentir como en casa. Tiene muchos rincones con encanto y está reformada, pero sin perder su esencia original. 

 

 

 Puedes ver más fotos y saber más de este hotel aquí

 

Como ya os hemos contado más arriba además de alojarnos en esta finca hicimos el tour del café. La finca está situada en una zona menos turística que Salento, rodeada de cafetales y construida sobre una colina que regala unas vistas espectaculares. 

 El hotel conserva muchos elementos de su pasado como finca cafetera, pero ha sabido reinventarse y ofrece espacios de diseño y muchos espacios comunes donde disfrutar de la naturaleza. Sin duda, su piscina infinita hace que no te quiera ir de este lugar…

 

 

Tuvimos la suerte de que aumentaran la categoría de nuestra habitación y la habitación que nos dieron tipo suite fue una maravilla. Amplia, muy confortable y con un diseño precioso.

 

 Puedes ver más fotos y saber más de este hotel aquí

 

 

Como veis el Eje Cafetero es uno de los imprescindibles si viajas a Colombia. Cultura, paisajes impresionantes, aroma a café, gente amable, pueblos coloridos y buena gastronomía. Es un lugar donde puedes disfrutar del país con los cinco sentidos. 

 

Próximamente iremos publicando más post sobre el viaje a Colombia, si no te los quieres perder puedes suscribirte aquí.

 

Si te apetece ver más fotos de nuestros viajes y los "stories" del viaje a Colombia sígueme en @tengo_alma_viajera

 

 

DESCUENTOS PARA VUESTROS PRÓXIMOS VIAJES:  

 

-  OFERTAS EN HOTELES

 

SEGURO DE VIAJES: 5% de descuento para tu seguro de viajes con Iati.

 

25€ DE DESCUENTO EN AIRBNB  (para nuevos clientes)

 

 

OTROS POSTS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

 

- NUESTRA RUTA DÍA A DÍA POR COLOMBIA

 

- PREPARATIVOS PARA VIAJAR A COLOMBIA POR LIBRE

 

NUESTROS ALOJAMIENTOS EN COLOMBIA

 

- VISITA A UNA FINCA CAFETERA

 

 

¡Muchas gracias por acompañarnos otro viaje más!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

You Might Also Like:

Qué ver en Olite

August 12, 2020

Ruta por Asturias

August 6, 2020

1/15
Please reload

Sobre mí

Soy Ester. Adicta a la vida, los viajes y las fotos.

                      -The best is yet to travel-

Leer más

 

© 2016 by Tengo Alma Viajera