El Amazonas peruano, Iquitos

November 11, 2019

Oporto: Guía completa

October 27, 2019

1/15
Please reload

You Might Also Like:

Lyon: Guía para descubrir la ciudad

January 20, 2019

 

Lyon fue toda una sorpresa y se convirtió en el mejor escenario para un fin de semana con amigas. Llegamos allí porque era el vuelo más barato que encontramos y descubrimos una ciudad con mucha historia, llena de rincones con encanto y barrios muy pintorescos, por los que es un placer callejear hasta perderse. En este post encontraréis una guía para descubrir la ciudad y sacar el máximo partido a un fin de semana. 

 

 

 

Lyon además de ser bonita está llena de curiosidades que la hacen aún más atractiva. ¿SABÍAS QUE…?

 

+ Es la ciudad que vio nacer y crecer a Antoine de Saint-Exupéry, el autor de “El Principito".

 

+ Es la ciudad con más estrellas Michelin por metro cuadrado, y por ello se considera la capital gastronómica de Francia. 

 

+ Es la tercera ciudad más poblada de Francia, después de París y Marsella. 

 

+ Es la única ciudad francesa en la que encontraréis los “Bouchon” y los “Traboules”… Un poco más abajo os cuento de que se trata, seguid leyendo porque serán dos de los puntos fuertes de vuestro viaje. 

 

+ Es la ciudad de los hermanos Lumière, los creadores del cine, y la primera escena que se proyectó en un cine está rodada en una calle de Lyon.

 

+ En ella también nació el teatro del Guiñol (Guignol), creado por un tejedor que al quedarse sin trabajo, después de la Revolución Francesa, decidió convertirse en sacamuelas. Trabajaba en los mercados de la ciudad, y para  distraer a sus clientes inventó un muñeco, que satirizaba sobre la situación política y los vicios de la época. 

 

+ El mural más grande de Europa se encuentra en Lyon, con más de 1200 metros cuadrados. 

 

 

Con todo esto y todo lo que te voy a ir contando dudo que al final del post no te pique la curiosidad y quieras ir a descubrirlo por ti mismo. Desde ya te digo que es un destino muy recomendable para un fin de semana y seguro que te sorprende, a pesar de no ser una de las ciudades más populares de Europa.  

 

 

 

 

¿CÓMO LLEGAR A LYON?

 

Para llegar a Lyon desde España la manera más rápida es hacerlo en avión, y me consta que Easyjet tiene vuelos baratos a lo largo del año. Nuestro vuelo costó 41€ ida y vuelta. 

 

También tenéis la posibilidad de llegar en tren con Renfe.

 

 

 

¿CÓMO LLEGAR DESDE EL AEROPUERTO AL CENTRO DE LA CIUDAD?

 

El aeropuerto se encuentra a unos 28km de la ciudad.

 

La forma más rápida y cómoda para llegar del aeropuerto a la ciudad es el tranvía Rhônexpress, ya que la estación se encuentra en el propio aeropuerto, a pocos metros de la terminal de llegadas. 

 

Nosotras escogimos esta opción por ser la más cómoda y rápida, pero no es la más barata. El precio del billete es de 15,90€ ida. Si compras ida y vuelta vale 27,50€. El trayecto dura unos 30 minutos y los trenes pasan cada 15 minutos, desde las 4:25 hasta las 00:00h.  El billete lo puedes comprar directamente en las máquinas que encontraréis en la estacón, en el propio tranvía pagando 4€ más, o bien online (el precio es mas bajo 14,70 ida, 25,90 i/v). 

 

Otra opción es el taxi, pero su precio supera los 70€. Así que sigue siendo una opción más cara que el tranvía. 

 

Si estas opciones te parecen caras, te recomiendo que utilices la plataforma Blablacar. Los propios trabajadores del aeropuerto llevan a los pasajeros por unos 3-5€ por persona al centro de Lyon. Nosotras lo intentamos pero no nos cuadró el horario. Creo que por precio es la mejor opción. 

 

 

¿CÓMO MOVERSER POR LA CIUDAD?

 

Lyon no es una ciudad pequeña, por lo que moverse de un punto a otro se puede comer parte del tiempo que dispongas para descubrirla. Nosotras somos de caminar, de hecho cada día andamos más de 12km, pero aún así algún trayecto lo hicimos utilizando el metro o el funicular.  Además nuestro hotel no se encontraba en el centro. Quizás si os alojáis en el centro, no os haga tanta falta, pero la distancia entre algunos puntos es grande. Os recomiendo que si solo vais a estar un finde de semana utilicéis la tarjeta de transporte de 48h (11,5€), ya que os ahorraréis un direnito. Como podéis ver la ciudad dispone de una buena red de transporte. 

También tenéis la opción de coger la Lyon City Card, donde además tendréis descuentos para algunas atracciones y los transportes de la ciudad incluídos. 

 

 

¿DÓNDE DORMIR EN LYON?

 

La mejor opción es dormir en el Vieux Lyon o en Presqu'ile. De esta manera podréis ir caminando a la mayoría de los puntos de interés o bien tendréis muchos transportes disponibles para moveros por la ciudad. 

 

Nosotras dormimos en el Staycity Aparthotel Rue Garibaldi, se encuentra en un barrio residencial cerca del metro. La verdad es que sobre el hotel no podemos decir nada malo, todo lo contrario. Inicialmente íbamos a ser tres y finalmente se sumó una amiga más. Nos cambiaron a un apartamento más grande sin cobrarnos ningún suplemento. Era muy nuevo y confortable y contaba con una pequeña cocina. El único inconveniente es que estaba a unos 15 minutos en transporte público del centro. No fuimos conscientes de que estaba alejado hasta pocos días antes del viaje, y ya encontrar algo a ese precio para cuatro personas era imposible.  Es un alojamiento con una muy buena relación calidad-precio e ideal si se viaja en grupo o con niños.

 

Si volviera me encantaría alojarme en el Vieux Lyon, ya que es la zona con más encanto de la ciudad. 

 

BUSCAR OFERTAS DE ALOJAMIENTOS EN LYON AQUÍ

 

 

¿QUÉ VER EN LYON?

 

Os voy a ser sincera, cuando compramos el vuelo no tenía ni idea de que ver ni hacer en Lyon, a parte de comer queso y beber vino, que no me parecía mal plan, pero cuando empezamos a investigar ya vi que la ciudad tenía bastante que ofrecer. Una vez allí me hubiera gustado contar con más tiempo para saborearla sin prisas y descubrir más lugares. 

 

Para empezar, la ciudad cuenta con cuatro barrios históricos que forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO: El Vieux Lyon, La presqu’ile, Fourvière y la  Croix- Rousse. Y la bañan las aguas del Río Saona y del Ródano.

 

Si como nosotras tenéis solo con un fin de semana, os voy a contar cuales son mis imprescindibles, para que aprovechéis los dos días al máximo. 

 

 

IMPRESCINDIBLES PARA DESCUBRIR LYON


 

+ PIÉRDETE POR EL VIEUX LYON

 

El Vieux Lyon, es el casco antiguo de la ciudad situado entre la colina Fourvière y el Río Saona. Es un barrio medieval y renacentista. Sus calles recuerdan a la vieja Italia y está lleno de calles adoquinadas por las que es fácil trasladarse a otra época.

 

El Vieux Lyon está formado por tres barrios: Saint-Jean, Saint-George y Saint- Paul. La mayoría de sus calles son peatonales y están llenas de tiendecitas y restaurantes con encanto. Pasear por sus calles en sí es un place, pero considero que en este barrio hay varias paradas que no os deberíais perder.

 

La primera es la Catedral de Saint-Jean de estilo gótico y romano. Que destaca por tener un rosetón bastante llamativo, aunque nosotras lo encontramos en obras. 

 

En el número 37 de la calle Saint-Jean, calle que parte desde la plaza de la catedral, encontraréis la Maison du Chamarier, una casa que tiene una bonita fachada y que guarda en su interior un patio de estilo gótico decorado con frescos. En esta casa antiguamente vivivía el “Chamarier”, que era el encargado de vigilar que los religiosos de la catedral no cayeran en las tentaciones. Por este motivo se encuentra tan cerca de la Catedral de Saint-Jean. 

 

 

Muy cerca también encontraréis una pequeña plaza, desde la que observar la fachada de la Maison des Advocats, donde actualmente se encuentra el museo del cine y las miniaturas, y que os trasladará inmediatamente a una antigua plaza italiana. Por cierto, sino tenéis tiempo de entrar al museo o no os apetece pagar el precio de la entrada, se puede visitar la exposición de la entrada del museo de manera gratuita. 

 

Otra plaza agradable y por la que seguro que pasaréis y haréis alguna foto es la Place du Change, donde antiguamente se cambiaban las monedas

 

Lo mejor que podéis hacer para conocer este barrio es dejaros llevar y pasear sin rumbo, descubriendo pequeñas plazas, fachadas renacentisras, sus coquetas tiendas y restaurantes. Y sobre todo no os podéis ir del barrio sin traspasar sus traboules... Sigue leyendo!

 

 

+ DESCUBRE QUE ESCONDEN LOS TRABOULES

 

Si hay algo que diferencia Lyon de otras ciudades francesas son los Traboules. Quizás hasta ahora no hayas oído hablar de ellos. Lo Traboules son pasadizo a través de los cuales puedes cruzar de una calle a otra por el interior de los edificios. En ellos descubriréis bonitos y curiosos patios interiores.  

 

Antiguamente los utilizaban los vendedores de seda para transportar sus mercancias y evitar que se mojaran en los días de lluvia, también se utilizaban durante la Segunda Guerra Mundial para escapar o esconderse. Hoy en día los siguen utilizando los lyoneses como un atajo y además se han convertido en uno de los puntos de mayor interés turístico de la ciudad.  

 

Cuando entréis en uno de ellos os recomiendo mirar hacia arriba y descubrir las formas que crean los patios interiores en contraste con el cielo. 

 

 

Los encontraréis principalmente en el Vieux Lyon y en el barrio de Croix-Rousse, aunque también hay algunos en el barrio de Presqu’ile. En toda la ciudad hay más de 500 Traboules, aunque no todos estan abiertos al público. Si queréis saber donde encontrarlos en el mapa de la oficina de turismo están marcado de color naranja, para que los podáis identificar. También veréis pequeñas placas en las entradas de los edifcios que  indican que dentro se encuentra un Traboule. 

 

 

Es curioso ir por la ciudad empujando las puertas de entrada sin saber que te espera al otro lado. A veces cruzas la puerta y encuentras lugares sorprendentes, otras son simples pasillos o patios. Es divertido ir abriendo puertas sin saber lo que vas a encontrar. 

 

 

Y os cuento un secreto… de lunes a sábado (los sabados hasta las 12h) podéis acceder a la mayoría de ellos sin problemas, ya que las puertas se encuentran abiertas para que los mensajeros y visitantes entren sin llamar a los timbres. Los vecinos han llegado a un acuerdo con el ayuntamiento de Lyon para que se encargue de la limpieza diaria y el mantenimiento de las fachadas. De esta manera todo el mundo tiene acceso a los traboules durante el día. Por lo que es importante visitarlos sin hacer ruido e intentar molestar lo mínimo a los vecinos. 

 

Los traboules más interesantes del Vieux Lyon se encuentran en la Rue Saint-Jean y la Rue du Boeuf. El de la Torre Rosa, que es uno de los más especiales se encuentra en el número 22 de la Rue Boeuf. 

 

Existen tours guiados para descubrir los más bonitos y curiosos. Nosotras con el free tour recorrimos muchos del Vieux Lyon y luego fuimos a descubrir por nuestra cuenta algunos del barrio de Croix-Rousse, mi favorito de este barrio os lo cuento un poco más abajo.

 

 

+ SUBE A LA COLINA DE FOURVIÈRE

 

La colina de Fourvière la tendréis presente a lo largo de vuestro viaje, ya que se puede ver casi desde todos los puntos de la ciudad. Incluso por la noche, cuando la Catedral se ve iluminada.

 

Llegar desde el Vieux Lyon es fácil y rápido, ya que muy cercquita de la catedral sale el funicular, que sube hasta arriba en unos minutos. Si tenéis ganas de hacer piernas también podéis subir caminando. Si no disponéis de mucho tiempo mi recomendación es que subáis en el funicular y bajéis callejeando, por las bonitas calles que se unen con el Vieux Lyon. 

 

 

Solo salir del funicular encontraréis la Basílica de Notre Dame de Fourvière. A primera vista su fachada neobizantina impone, llena de ornamenteos muy trabajados, pero lo que realmente me dejó con la boca abierta fue su interior, decorado con mosaicos y oro.

 

 

Además también se puede visitar de forma gratuita la cripta. 

 

 

Justo en la parte trasera de la catedral encontraréis un mirador con muy buenas vistas de la ciudad, siempre y cuando no os pille un día gris como el nuestro. Aún así merece la pena acercarse y contemplar la panorámica. 

 

 

El Barrio de Fourvière es el barrio más antiguo de la ciudad, fundado por los Romanos. Por este motivo encontraréis en la colina los restos de un teatro Romano, donde en verano se celebran conciertos y eventos. Nosotras lo encontramos en obras, pero a cambio en el mismo recinto ganamos esta estampa tan otoñal. 

 

 

 

 

+ CALLEJEA POR EL BARRIO CROIX-ROUSSE: EL BARRIO HISPTER DE LYON

 

No tuvimos todo el tiempo que nos hubiera gustado para descubrir este antiguo barrio obrero, donde antiguamente se encontraban las famosas fábricas de seda de Lyon y donde residían los "Canuts",  como se conocía a los trabajadores de los telares. Ahora se ha convertido en el barrio más hipster de la ciudad.

 

Descubrimos un barrio con muchos rincones con encanto, placitas, bares llenos de gente joven, tiendas de diseñadores locales… Es un barrio que está de moda y en el que además podéis encontrar algunas rutas interesantes y que podéis hacer por vuestra cuenta, ya que están señalizadas con una pequeñas placas con una imagen de un león y de una margarita. 

 

 

 

Al ser un barrio elevado en una colina, tiene muchos desniveles, y ofrece unas bonitas vistas de a ciudad. 

 

Llevaba dos puntos marcados en el mapa de este barrio y ninguno de los dos me decepcionó. 

 

Uno de ellos Le Mur des Canuts, el mural más grande de Europa. Realmente impresionante. Tienes que mirarlo dos veces para darte cuenta de que se trata de un mural y que no estás contemplando una escena de una fachada real.

 

La segunda “X” en el mapa, era un Traboulé que había fichado en una foto de Instagram, y que me pareció muy curioso. Así que en la oficina de turismo pedimos que nos ayudaran a ubicarlo. Se trata de la escalera de la Cour des Voraces, el Traboule más famoso del barrio. Cruzarlo es como adentrarse en las entrañas del edificio, ya que sientes que estás en un laberinto de escaleras y pasillos. Se encuentra en el número 29 de la Rue Imbert Colomès y está abierto de 7 a 19h, y hasta las 20h en verano. 

 

Como ya os he dicho este barrio me encantó, y si volviera a Lyon, me encantaría callejearlo más detenidamente y sentarme en algunas de sus plazas a ver la vida pasar. 

 

 

+ DESCUBRE EL CORAZÓN DE LYON: BARRIO DE PRESQU'ILE

Presqu’ile significa literalmente península, ya que este barrio se encuentra encajado entre el río Saona y el Ródano. Es el corazón de Lyon y en el encontraréis plazas tan espectaculares como la Plaza Bellecour, una de las plazas más grandes de Francia y que se encuentra rodeada de edificios históricos. En esta plaza también encontraréis la Oficina de Turismo. 

Otra de las plazas de este barrio es la Plaza de Terreaux, donde se encuentra el ayuntamiento y el Museo de Bellas artes. 

 

En el mismo barrio también encontraréis la Ópera de Lyon. Un edifico que sorprende ya que en su reforma se mantuvo la fachada original y se amplió con una llamativa cúpula de cristal. Por lo que nos comentó el guía del free tour con tiempo es posible conseguir entradas para la ópera a precios asequibles, pero se agotan pronto. Si no eres un enamorado de la ópera y quieres visitar el edificio, a partir de las 18:30 se puede acceder gratis a la terraza y tener una perspectiva distinta del barrio.

 (Crédito imagen: visiterlyon.com)

 

+ HAZ UN FREE TOUR PARA DESCUBRIR LA CIUDAD

 

Soy muy fan de los Free Tour en las ciudades, porque creo que te permiten conocer de una manera rápida y amena la historia de la ciudad y rincones que solo las personas que viven allí conocen. El Freetour que realizamos, se centró en el Vieux Lyon, y cumplió con las expectativas. Duró casi 3 horas y nos llevó a conocer los puntos más interesantes de este barrio. Además el guía, un mexicano afincado en la ciudad, nos regaló muchas curiosidades que había ido descubriendo. 

 

Aunque he hecho free tours que me han gustado más, fue interesante y creo que es una buena forma de empezar a conocer la ciudad. Lo reservamos en esta web, donde hace el tour en español.

 

 

+ COME EN UN BOUCHON. CÓMETE LYON!

 

Comer en un Bouchon es otro de las cosas que no pueden faltar si visitas Lyon. Son restaurantes donde se pueden degustar platos típicos de la cocina lionesa, entre los que destacan los platos contundentes, cocinados con cerdo en sus diferentes formas.  Existe un distintivo para identificarlos, y aunque muchos se esfuerzan por intentar parecer un auténtico Bouchon, en la ciudad solo existen 20 restaurantes con este título oficial. 

 

Se llaman así por el término “bouche”, boca en francés, ya que en la antigüedad se colgaban en la entrada unas figuras de paja con forma de boca. En sus orígenes estos restaurante los llevaba las “Mères” (madres), mujeres que se quedaron sin trabajo en las casas burguesas y abrieron sus propios restaurantes donde ofrecían comida casera. En ocasiones en sus propias casas. 

 

Nosotras no tuvimos mucha suerte con el Bouchon escogido, así que creo que no es de lo más recomendable del viaje, pero sí que encontramos un restaurante en el barrio de la Presqu’ile, donde comimos muy bien. Se llama Le Winch y se encuentra en la Rue Mercière 62. 

 

Y si se trata de saborear Francia, no te vayas sin hacer una buena tabla de quesos y acompañarla de un vino de la tierra. Este plan nunca falla! 

Si te quieres ahorrar un dinerito recuerda pedir "garraf d'eau" (Jarra de agua), te la rellenarán todas las veces que quieras de forma gratuita. 

 

 

 

+ SIÉNTETE COMO UN LOCAL MÁS EN EL MERCADO DE SAINT-ANTOINE

 

Si hay algo que me gusta cuando viajo son los mercados, y en Francia son grandes escaparates de productos frescos. Además los franceses son muy asiduos, y es una buena manera de conocer la vida de los locales. Este en concreto además de ser grandes y poder degustar y comprar productos de calidad, se encuentra a orillas del Saona con vistas al Vieux Lyon, por lo que se convierte en un buen plan para pasear, comprar y degustar algún plato. 

El mercado lo encontraréis de martes a jueves de 6 a 13h. Viernes y sábados de 6 a 13.30h y domingos de 6 a 14 horas.

 

 

 

+ CRUZA TODOS LOS PUENTES QUE PUEDAS

 

En Lyon existen varios puentes… no sé cuanto tiempo tendrás para descubrir la ciudad, pero lo que sí que sé es que más de uno cruzarás para llegar a los distintos barrios. No te conformes solo con cruzarlos, tómate tu tiempo y detente. Se convierten en un mirador más de la ciudad y desde ellos tendrás una bonita panorámica del Vieux Lyon y del barrio de la Presqu’ile. 

 

Para mi el más bonito y en el que pasamos mucho tiempo contemplando el Vieux Lyon y haciendo fotos fue la Passerelle du Palais de Justice.  

 

 

 

 

 

+ PASEA AL ANOCHECER...

 

Lyon tiene fama de ser una ciudad con una iluminación muy cuidada, y yo doy fe de ello. Es una ciudad que va ganando encanto a medida que cae la noche, así que deja tiempo y fuerzas para pasear por la orilla del río y cruzar los puentes cuando la ciudad se enciende. Los edificios y los puentes perfectamente iluminados os regalarán una bonita y romántica postal de la ciudad.

 

 

 

 

Cada año, cerca del puente de diciembre se celebra en la ciudad el Festival de las Luces (Fête des Lumières), donde se iuminan muchos de los edificios y se hacen espectáculos de luces y color. Además los vecinos llenan las ventanas y los balcones de velas. Ya tengo una buena excusa para volver a la ciudad!

 

 

 

 

+ RUTA DE LOS MURALES

 

Además del “Mur des Canuts”, del que ya os he hablado, en la ciudad hay más de 100 murales repartidos por sus calles. En ellos se representa a los Lioneses más famosos, escenas de la vida diaria de la ciudad o momentos históricos significativos…. Seguramente a medida que vayáis paseando por la ciudad daréis con algunos de ellos, pero si os apetece descubrir los más importantes existe una ruta para salir a su búsqueda. En la oficina de turismo os darán toda la información de donde encontrarlos. 

 

 

 

 

Nosotras además del Mur des Canuts, también nos paramos a contemplar este, sobre los personajes célebres de la ciudad. 

 

 

 

Como ya os he dicho antes de empezar el viaje pensaba que era una ciudad con pocas cosas para ver y que con un finde había más que suficiente, pero la ciudad me resultó muy interesante y me quedé con ganas de seguir descubriéndola. Por ejemplo, me hubiera encantado ir a comer al Mercado Les Halles de Paul Bocouse, o pasear por el parque de la Tete d’or, conocer el barrio Confluence, visitar el museo del cine, entrar en la Ópera… Así que espero volver algún día y seguir descubriendo este trocito de Francia, del que poco se conoce y que tiene tantas cosas que ofrecer.

 

Si habéis llegado hasta aquí espero haber despertado en vosotros la curiosidad de conocer esta ciudad del país vecino. Estoy segura que Lyon os sorprenderá!

 

Si os apetece conocer más sobre nuestros viajes podéis seguirnos en Instagram.Y si queréis estar al día de todo lo que publiquemos podéis suscribiros aquí al blog, y así no os perderéis nada!

 

 

DESCUENTOS PARA VUESTROS PRÓXIMOS VIAJES:  

 

-  MEJORES OFERTAS EN ALOJAMIENTOS

 

SEGURO DE VIAJES: 5% de descuento para tu seguro de viajes con Iati. 

 

25€ DE DESCUENTO EN AIRBNB  (para nuevos clientes)

 

 

 

OTROS POSTS PUBLICADOS QUE TE PUEDEN INTERESAR: 

 

ESCAPADAS POR EUROPA

 

Si te apetece saber más sobre mis viajes y escapadas puedes seguirme en Instagram: @tengo_alma_viajera.

 

¡Gracias por acompañarne una vez más en este viaje!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Sobre mí

Soy Ester. Adicta a la vida, los viajes y las fotos.

                      -The best is yet to travel-

Leer más

 

© 2016 by Tengo Alma Viajera