El Amazonas peruano, Iquitos

November 11, 2019

Oporto: Guía completa

October 27, 2019

1/15
Please reload

You Might Also Like:

Carcassonne y alrededores...

March 25, 2018

 

En este post os vamos a llevar a descubrir Carcassonne y sus alrededores a lo largo de tres días...

 

El sur de Francia en general y Carcassonne en particular, eran uno de esos destinos a los que les tenía muchas ganas, pero que por proximidad siempre íbamos dejando para otras ocasiones. Este año por fin nos hemos dado la oportunidad de conocerlos, o más bien de hacer una primera aproximación, y nos ha encantado! Y hemos descubierto que aunque Carcassonne es la joya de la corona, hay muchos pueblos cercanos que también se merecen una visita!

 

Aprovechando que teníamos un finde de 3 días y que estábamos de celebración de cumple, nos escapamos a descubrir esta zona.

 

Aunque el plan inicial era hacer una ruta más amplia para visitar más pueblos, decidimos tomárnoslo con más calma y disfrutar sin prisas… Así que nos han quedado muchos lugares por descubrir y prometemos dedicarle más tiempo a esta zona en otra ocasión. 

 

El sur de Francia invita a pederse entre viñedos, valles, montañas y pueblos con historia y mucho encanto. Si en invierno el paisaje es bonito, en primavera y verano cuando los viñedos están verdes tiene que impresionar!

 

Conducir por sus carreteras secundarias es todo un placer, os apetecerá parar a conocer todos esos pueblos salpicados de ventanales de madera en colores pastel y pequeñas tiendecitas… Los amantes de la historia también podran disfrutar de una ruta entre castillos cátaros… 

 

Esta mezcla de paisajes lo convierte en una zona muy idílica que ofrece posibilidades para todos los viajeros. 

 

Los franceses crean anualmente la lista de los pueblos más bonitos de Francia, y muchos de ellos se encuentran en el sur. En nuestra ruta pasamos por tres de ellos. Ahora os contaremos cuales son, para que no os los perdáis. 

 

 

Si viajas desde Barcelona o alrededores, a Carcassonne se llega en poco más de 3h, lo que lo convierte en una escapada perfecta si os apetece cambiar de aires… Desde otros puntos de salida se tiene que dejar para cuando se dispongan de más días. Lo que está claro, es que salgas de donde salgas, es una zona que merecer mucho la pena. 

 

Antes de empezar a contaros lo que hay qué ver en cada lugar, os dejamos con el planning de nuestros tres días de viaje, por si os puede resultar útil. Quizás esta no es la ruta perfecta, pero fue la que nosotros escogimos y la disfrutamos mucho. Como siempre os digo, cada uno tiene que crear su viaje según lo que le haga feliz, y por suerte esta zona tiene para todos los gustos. 

 

Nuestra ruta de 3 días:

 

- Día 1: Narbona - Carcassone

- Día 2: Carcassonne - Lagrasse

- Día 3: Castillo Quéribus - Collioure

 

Empezaremos hablando de Carcassonne, que era el motivo central de nuestro viaje y luego os contamos que lugares descubrimos en sus alrededores. 

 

 

CARCASSONNE 

 

Carcassonne es una de las joyas del sur de Francia y  de la región de Occitania. Es la ciudad medieval amurallada mejor conservada de Europa. Desde 1997 es Patrimonio Mundial de la UNESCO, y no me extraña, porque tiene la capacidad de transportarte en el tiempo. Entre sus calles se respira historia, parece que el tiempo se haya parado. 

 

Nosotros llegamos un viernes por la tarde en medio de una ola de frío siberiano. El que no fuera fin de semana y que el tiempo no acompañara nos ayudó a encontrar la Cité casi desierta. Cosa que agradecimos, ya que nos habían dicho que suele estar llena de turistas. Si en vuestro caso ir entre semana no es posible, lo que os recomendamos es que madruguéis mucho o bien, que os quedéis a dormir. Así la disfrutaréis cuando se marchan los turistas y por la mañana antes de que lleguen. De esta manera también tendréis la oportunidad de verla iluminada por la noche. Os aconsejamos salir fuera de las murallas y observarla con cierta distancia, ya que es bastante impactante. Es una ciudad pequeña que se puede visitar en un día. 

 

 

Os vamos a explicar a continuación lo que no os podéis perder de esta ciudad, pero mi verdadero consejo es que traspaséis alguna de las puertas de entrada a la ciudad y os dejéis llevar... que os perdáis por sus calles y os olvidéis del mapa...Y luego si eso, os dedicáis a visitar con más calma lo que os contamos a continuación...

 

Todo el mundo llega pensado en la ciudad medieval, pero Carcassonne está dividida en dos partes. Una de ellas, la zona medieval, conocida como la Cité, y otra zona más moderna conocida como la Bastide Saint-Louis. Las dos zonas están conectadas por el Puente Viejo. Y aunque algunos solo se centren en la parte medieval, en la otra zona también encontraréis lugares interesantes. Además es necesario salir de la Cité para poder contemplarla con perspectiva y hacerse a la idea de sus dimensiones. Si disponéis de poco tiempo os aconsejamos que os centréis en La Cité. 

 

 

¿QUÉ VER EN CARCASSONNE?

 

+ LA CITÉ O CIUDADELA

 

Es la zona medieval de la ciudad. Esa de la que has visto en miles de foto. En sus calles el tiempo se para. Se respira historia en cada una de sus piedras. La forman 52 torres y 3km de muralla. Y todo esto que te ha llevado a ti hasta allí,  también atrae a miles de turistas.  Qué le vamos a hacer! A todos nos gusta conocer lugares mágicos y bonitos! 

 

La Cité es el conjunto medieval fortificado mejor conservado de Europa. Está rodeada por una doble muralla y un laberinto de calles que invitan a todo el que entra a callejear y descubrir rincones con mucho encanto. Es posible rodear la ciudad caminando entre sus murallas. 

 

Para acceder a la Cité existen cuatro puertas de entrada en sus murallas, una en cada punto cardinal. La puerta principal es la Puerta Narbonnaise, en el que encontraréis tallado en piedra el rostro de la princesa Carcas, que da nombre a la ciudad. Solo cruzar esta puerta, veréis que es fácil imaginarse como era la vida en la Edad Media.

 

 

No os asustéis si las calles principales está orientadas para el turista. Veréis muchas tiendas de souvenirs y menús en todos los idiomas. Si os alejáis de estas calles, podréis encontrar plazas y rincones con encanto. Nosotros tuvimos la suerte de visitar la Cité un día entre semana, de mucho frío, y como veréis en las fotos había muy poca gente.

 

En la Cité se encuentra La Oficina de turismo, que organiza visitas guiadas en español (28, Rue de Verdun). 

 

 

 

+ CASTILLO CONDAL

 

El castillo es una fortaleza dentro de la ciudad amurallada. Está construido en un punto estratégico con vistas al río Aude y las tierras más lejanas. 

 

La visita de castillo justifica el haber llegado hasta Carcassonne. Es ese castillo que todos hemos imaginado alguna vez. Una vez atravesado el foso que servía como defensa y la puerta principal, entras en su patio de armas donde se inicia la visita. Descubriréis diferentes espacios y salas. Lo mejor del castillo son las vistas que tendréis del resto de la ciudad y además podréis recorrer sus murallas y torres desde dentro.

 

Podéis pagar el servicio de audioguía o bien recorrer todo el castillo siguiendo el plano que os darán al comprar la entrada. La entrada vale 9€ y te da acceso al castillo a lo largo de un día. 

 

 

+IGLESIA DE SAINT-NAZAIRE

 

Era la antigua catedral de la ciudad. En ella a simple vista podréis ver una mezcla de estilos románico y gótico. Por fuera es muy bonita y llama la atención, pero no tuvimos la oportunidad de ver su interior porque estaba cerrada. 

 

 

+ PUENTE VIEJO

 

Es otro de los símbolos de la ciudad. está construido sobre el río Aude. Antiguamente era el punto de unión entre las dos partes de la ciudad. Desde él tendréis unas vistas muy bonitas de la Cité. En el veréis marcas del Camino de Santiago, ya que es parte de una de las etapas que atraviesan el sur de Francia. Desde el Puente Viejo, también podréis acceder a las zonas verdes y caminos que se extienden junto al río. 

 

 

 

 

+ CANAL DU MIDI

 

Es uno de los canales navegables más antiguos de Europa. Se utilizaba para el comercio, pero en la actualidad solo tiene un uso turístico. Es una zona perfecta para pasear o hacer picnics si el tiempo os acompaña. En primavera y verano hay paseos en barco por el Canal. 

 

 

+ BASTIDE SAINT-LOUIS

 

Bastide Saint-Louis es lo que se conoce como el Centro de Carcassonne, se encuentra entre el Canal du Midi y La Cité. Allí también podréis encontrar puntos interesantes que visitar y os iréis con una visión más completa de la ciudad, aunque si no tenéis mucho tiempo os recomendamos que os centréis en la Cité.

 

Los sábados por la mañana en la Plaza Carnot, encontraréis un mercado en el que se venden productos artesanales, flores y verduras. Es un mercado alejado del turismo y frecuentado por los locales, que llenan las terrazas de alrededor de la plaza a la hora del desayuno. En esta plaza es donde se encuentra el mercado navideño en el mes de diciembre. Las calles que parten de la plaza están repletas de comercios y restaurantes. 

 

En esta zona también podemos encontrar la Catedral Saint-Michel, la Iglesia de San Vicente o la Puerta de los Jacobinos. 

 

 

 

 

¿DÓNDE COMER EN CARCASSONNE?

 

 

Como ya sabéis somos de buen comer y antes de llegar a cualquier destino iniciamos la investigación exhaustiva de sitios que merecen la pena…esta vez además estábamos de celebración de cumpleaños, así que aprovechamos para encontrar algún lugar especial…

 

Vayáis donde vayáis recordad que los franceses comen y cenan muy pronto, por lo que antes de la 13h deberías de estar comiendo y antes de las 21h cenando. Sino encontrar un lugar donde os den de comer será tarea difícil. 

 

 

+ LES CLOS DES FRAMBOISIERS (8 rue des Framboisiers) - COCINA FRANCESA ELABORADA

 

Este lugar está alejado de todos los punntos turísticos imaginables de Carcassone, de hecho se encuentra a las afueras de la zona de la Bastide, pero os lo tenemos que recomendar sí o sí, a pesar de no ser muy económico. Es un restaurante dentro de una casa, compuesto por diferentes salones. Cada uno con una decoración diferente. Nosotros elegimos cenar en el salón africano, y además de ser un lugar muy romántico y bonito, la comida estaba espectacularmente buena y era abundante. 

 

Este restaurante en primavera y verano dispone de una bonita terraza rodeando una piscina. 

 

Solo abren para cenas y tienen un menú cerrado de 32€, bebidas no incluidas. 

 

Eramos los únicos guiris del restaurante. Es un lugar frecuentados por gente local. 

 

 

 

 

+ L’ESCARGOT (7 rue Viollet le Duc) - TAPAS FRANCESAS

 

Este restaurante se encuentra en La Cité, a poco pasos de la entrada del Castillo. Es un lugar donde comer tapas francesas. Quesos, foie gras, caracoles, vinos de la región… Los platos no son muy abundantes, pero estan muy buenos. El local es acogedor y el trato fue muy agradable. Tienen un menú de 16€ sin bebida incluida que está bastante bien y sino puedes optar por hacer un tapeo a la francesa. 

 

 

+ LE VERRE D'UN... (2 rue de Verdum. Carcassonne centro) - QUESOS Y VINOS

 

Si lo vuestro es el vino y el queso, este lugar es ideal para hacer un alto en el camino. Es un local moderno y acogedor. La tabla de quesos tiene una excelente relación calidad-precio y además era muy abundante. Los precios del vino, como en toda Francia, son más elevados de lo habitual, pero dejamos que nos recomendaran uno de la región y fue un gran acierto. Lo mejor es que este lugar está alejado del turismo masivo de la Cité, y te permite cenar entre locales. Tienen una terraza al aire libre muy bonita para el buen tiempo. 

 

 

 

¿DÓNDE DORMIR EN CARCASSSONNE?

 

 

Nosotros aunque nos vimos por la zona y no nos dedicamos solo a visitar Carcassonne escogido un único lugar para dormir las dos noches que estuvimos. Esta vez nos apetecía algo especial y alejado del turisteo, así que reservamos una habitación en una especie de hotel rural muy familiar. 

 

Se llama La Maison Sur la Colline, se encuentra entre viñedos a uno minutos en coche de la Cité, pero tienes la sensación de estar en medio de la nada. El camino para llegar es de tierra y necesitaréis el coche para moveros, pero cuando veáis la magia del lugar, conozcáis a su dueña, una abuelita encantadora,  y probéis el desayuno casero, os querréis quedar a vivir allí para siempre. 

 

Cada habitación tiene su estilo y decoración propia. La nuestra por ejemplo estaba a dos niveles y tenía entrada independiente por el jardín. La casa tiene cierto aire decadente, que le da un encanto especial. 

 

 

BUSCA LAS MEJORES OFERTAS EN ALOJAMIENTOS AQUÍ 

 

 

 

¿QUÉ PUEDO VISITAR EN LOS ALREDEDORES DE CARCASSONNE?

 

Carcassonne está situado en una zona de una gran riqueza histórica y cultural, por lo que las opciones son muy variadas y encontraréis muchos lugares que bien merecen una visita. Nosotros viajamos con una gran lista de pueblos que nos gustaría visitar, pero solo teníamos 3 días y decidimos tomárnoslo con más calma y disfrutar sin prisas, así que nos guardamos la lista para una próxima visita.

 

A la ida paramos en Narbonne, el segundo día visitamos Lagrasse y de vuelta a Barcelona visitamos el castillo de Quéribus y el pueblo pesquero de Colliure. 

 

 

+ NARBONNE

 

Nosotros no le dedicamos a Narbonne el tiempo que se merece, es una ciudad con mucha historia y si hubiéramos tenido más tiempo nos hubiéramos quedado un día a conocerla en profundidad, pero nuestro objetivo era Carcassonne. En las horas que paseamos por la ciudad visitamos:

 

- Casco antiguo y su catedral

 

El casco antiguo de Narbonne es bonito para pasear y curiosear entre sus escaparates. Sus ventanales de madera, ya anuncian el colorido en tonos pastel de esta zona del sur de Francia. En el casco antiguo se encuentra la Catedral Saint-Just-et-Saint- Pasteur, un imponente edificio gótico que sobresale entre el resto de edificios del centro histórico. Nosotros la encontramos cerrada, pero por lo que leímos merece la pena visitarla. 

 

 

- Mercado Les Halles

 

Esta parada fue nuestra preferida. De camino a Narbonne leyendo en Internet información, apareció el nombre de este mercado y decidimos llegar a visitarlo. Se encuentra en una orilla del Canal de la Robine. Es un mercado cubierto en el que se venden todas las maravillas de la gastronomía francesa... quesos, ostras, foies, vinos... y además encontraréis una zona de bares y restaurantes de mercado en su interior donde se cocinan los productos del mercado. 

 

Entre estos restaurantes os tenemos que hablar del Chez Bebelle, porque si vistáis este mercado no os podéis perder este espectáculo. Y digo espectáculo, porque su dueño, un ex jugador de rugby profesional llamado Gilles Belzons, conocido como Bebelle, es el encargado de pedir por un megáfono a grito pelado tu pedido a las diferentes paradas del mercado. Es decir, si pides un margret de pato, el pide por el megáfono esa pieza en la carnicería y si el puesto está a la vista lanzan tu pedido envuelto, para que el lo cocine en la plancha de su restaurante a la vista de todos. Se come en la misma barra y mientras comes van volando sobre tu cabeza los diferentes pedidos de los clientes. Además de ser un sitio curioso, la calidad de los productos es muy buena y el precio es correcto. La especialidad son las carnes a la brasa, pero los domingos hay pescado, marisco y degustación de vinos. 

 

 

- Canal de la Robine

 

Este canal le da cierto aire romántico a la ciudad. Se puede pasar por su orilla, desde donde salen los barcos turísticos cuando hace buen tiempo. Es una zona muy animada donde se reúnen los locales. En el encontraréis el Post des Marchands, un puente rodeado de edificios que une el casco antiguo con el barrio de Le Bourg. 

 

 

 

Si dispones de más tiempo  lo puedes dedicar a visitar el interior de la catedral, el Palacio Arzobispal y a su museo arqueológico, puedes recorrer el Horreum, que son unas galerías subterráneas creadas por los romanos y que servían como almacenes, la Abadía de Fontfroide... 

 

 

+ LAGRASSE 

 

Lagrasse está incluído en la lista de los pueblos más bonitos de Francia. El camino de Carcassonne a Lagrasse se hace por una carretera entre viñedos, salpicados por  pequeñas aldeas y pueblos. En primavera la belleza de esta carretera con los campos verdes aún se debe multiplicar. 

 

 

Lagrasse es un pueblo con un casco histórico medieval, con una imponente Abadía de Sainte Marie frente al río Orbieu. Nosotros no la visitamos por falta de tiempo, pero nos consta que es una de las grandes joyas del románico francés. Tiene forma elíptica y en la antigüedad estuvo rodeado por una muralla. 

 

Lo mejor recomendación que os podemos hacer es que os adentréis en su centro histórico y callejeéis. A mi por momentos, algunas de sus casas, me transportaron al viaje por Alsacia. En su casco histórico no os podéis perder la Plaza Porticada, donde en la Edad Media tenía lugar el mercado, la iglesia de Saint Michel, la Puerta del agua, que era una de las antiguas entradas a la ciudad y por su puesto no os podéis marchar sin cruzar su puente románico. 

 

Es un pueblo que parece detenido en el tiempo. Nosotros al visitarlo en pleno mes de febrero encontramos muchos restaurantes y tiendas cerradas. Pero tiene fama de estar bastante frecuentado por turistas desde Semana Santa hasta finales del verano.  

 

Por lo que nos han comentado, si vas en verano es posible bañarse en el río. Lo que nos parece un planazo después de explorar todos sus maravillosos rincones. 

 

No podréis entrar con el coche al pueblo, para ello hay varios parkings en la entrada donde poder dejarlo vuestro vehículo de forma gratuita, al menos en el mes de febrero. 

 

 

 

+ CASTILLO QUÉRIBUS

 

El castillo de Quéribus está en la población de Cucugnan, dominando el final de una gran colina, con unas vistas panorámicas espectaculares. Forma parte de la ruta de los castillo cántaros. 

 

La entrada cuesta 7€, y desde la taquilla hasta lo alto del castillo no hay más de 15 minutos, eso sí de subida. Aunque la cuesta es bastante pronunciada no hay que ser un deportista de élite para subir, eso sí, os puede pasar como a nosotros que nos pilló un vendaval que parecía que íbamos a salir volando. 

 

 

El castillo pese a mantener su estructura exterior, tiene un interior en ruinas. Lo más curioso es que lo puedes recorrer todo por libre, y entrar a las estancias que quedan semi en pie. Lo que te hace hacerte a la idea de lo que algún día fue. Lo mejor sin duda del castillo son las vistas de las que disfrutaréis desde allí arriba. 

 

 

+ COLLIOURE

 

Collioure muy cerca de la frontera española, es un pueblo marinero lleno de color a los pies del Mediterráneo. Es conocido porque en él está la tumba de Antonio Machado, que marchó allí exiliado. Y también ha sido el hogar del pintor Matisse. 

 

Lo que más sorprende de este pueblo mediterráneo es su colorido, es un pueblo pequeño con encanto, pero pensado para el turista.  En sus calles se pueden ver numerosas tiendas de arte y pequeñas tiendecitas cuidadas al detalle. 

 

Si paráis a conocer este rincón tan pintoresco no podéis olvidar pasear por su paseo marítimo hasta llegar a la Iglesia de Notre Dame des Anges, que parece que se encuentre flotando sobre el mar. Si seguís por el mismo paseo llegaréis a la Ermita de San Vicente, desde donde se tienen unas bonitas vistas del pueblo.

 

Nosotros solo pasamos un par de horas en Collioure y las dedicamos a pasear por El Barrio antiguo de los pescadores, lleno de callejuelas con casas en colores pastel.

 

 

Espero que os hayan entrado ganas de descubrir esta zona del sur de Francia. Nosotros ya tenemos ganas de volver y seguir descubriendo todos los rincones que esconde!

 

 

DESCUENTOS PARA VUESTROS PRÓXIMOS VIAJES:  

 

-  MEJORES OFERTAS EN ALOJAMIENTOS

 

SEGURO DE VIAJES: 5% de descuento para tu seguro de viajes con Iati. 

 

25€ DE DESCUENTO EN AIRBNB  (para nuevos clientes)

 

 

 

OTROS POSTS PUBLICADOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

 

ESCAPADAS POR EUROPA

 

Si te apetece saber más sobre mis viajes y escapadas puedes seguirme en Instagram: @tengo_alma_viajera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Sobre mí

Soy Ester. Adicta a la vida, los viajes y las fotos.

                      -The best is yet to travel-

Leer más

 

© 2016 by Tengo Alma Viajera